Verdades y mentiras de los alimentos “lights”

Verdades y mentiras de los alimentos “lights”

Publicado por el jul 7, 2015

Compartir

Son muchas las dietas con las que se nos bombardean en verano: los anuncios, las revistas, la televisión, internet. La presión mediática por lucir un cuerpo de infarto hace que muchas personas se someten a dietas estrictas para poder desprenderse de los kilos que les sobran. Sin supervisión médica, la ingesta de alimentos hipocalóricos junto al exceso de ejercicio físico hacen que dichas dietas extremas acaben afectando a la salud, surgiendo problemas de hipertensión, gástricos o afecciones renales. Somos lo que comemos, por lo que una alimentación completa y equilibrada nos garantiza poder mantenernos activos y sanos a lo largo de nuestra vida.

Por más que existan libros y páginas web especializadas en nutrición, hoy más que nunca siguen existiendo falsos mitos acerca de la alimentación “saludable”. Gracias a las poderosas campañas de marketing y a los etiquetados incompletos, se tiende a pensar que todos estos productos poseen cero calorías o que ayudan a adelgazar. Así pues, nos resulta normal encontrarnos en las baldas de los supermercados centenares de productos con las palabras “light”, “0 azúcar” o “libre de grasas”.

¿Son todos ellos realmente saludables?, ¿sabemos de verdad qué quiere decir la palabra “light”?

Para que un alimento se pueda considerar “light”, su valor energético debe estar reducido por lo menos un 30% con respecto al producto entero o normal. En muchos casos no se cumple esta regla, por lo que las informaciones inexactas llevan a la confusión a los consumidores, ya que creen estar consumiendo alimentos “saludables” que no son.

Otro aspecto que se confunde es el término “dietético. Alejado de cualquier connotación de pérdida de peso, la palabra “dietético” hace referencia a un tipo de alimento que puede ser consumido por un colectivo concreto (diabéticos, celiacos, etc). En este sentido, el término no menciona la ausencia de calorias del producto.

Según los especialistas del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, es necesario saber reconocer y desenmascarar aquellos productos que se presentan en los supermercados como una alternativa saludable. Por ello, debemos destacar 5 productos:

  • Snacks o patatas saladas “lights”: la mayoría de ellos llevan gluten y grasas trans. Este tipo de alimentos procesados se han preparado con aceites vegetales parcialmente hidrogenados. Si con ellos se pretende saciar el apetito, es preferible recurrir a una manzana, lonchas de pavo o trozos de verdura cruda.
  • El pan integral: a diferencia del pan hecho con harina refinada, este tiene un mayor contenido de fibra y minerales. Esto no significa que su contenido energético sea distinto: contiene las mismas calorías que el pan blanco. Al llevar fibra, posee un mayor poder saciantes, por lo que ayuda a controlar el apetito y evitar la ingesta de más alimentos. También regula el tránsito intestinal y evita los picos glucémicos. En este sentido, es recomendable el consumo de productos integrales, pero nunca en grandes cantidades.
  • Los refrescos y zumos “lights”: todas estas bebidas comerciales son una bomba de azúcar concentrada con numerosos conservantes. Descártalos de tu dieta sustituyéndolos por infusiones caseras o café. Debemos recordar que el único líquido “acalórico” (cero calorías) es el agua, que ni engorda ni adelgaza.
  • La barritas energéticas: entre sus ingredientes, destaca la harina refinadas con gluten, azúcar, jarabe de maíz y grasas trans. Este tipo de grasas elevan el colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos. Podemos sustituirlas por otra opción más saludable, como un puñado de frutos secos.
  • Salsas o aderezos de ensaladas “libre de grasas”: presentan conservantes, jarabe de maíz y emulsificantes. En todo caso, es preferible recurrir a los aderezos caseros.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2015

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

julio 2015
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031