Vivaldi entre Palha y Chirino

Publicado por el oct 13, 2014

Compartir

bus14

El domingo (otoño madrileño con “sabor a pie dormido”, como la gaseosa de las greguerías) fui en autobús desde Las Ventas del Espíritu Santo (fieros toros portugueses de Palha) hasta la Academia de Bellas Artes de San Fernando (discurso de ingreso de Martín Chirino, el herrero de la espiral), y en el autobús, casi vacío, porque ahora los pobres de la capital van en bicicleta, el conductor llevaba puesto, y a todo trapo, a Vivaldi.
Vivaldi entre Palha y Chirino.
Lo que Saint-Exupéry pedía para los trenes de pobres en Francia, música culta, yo lo he hallado en Madrid, un autobús municipal de domingo.
¿De qué llenan, cuando están libres, sus absurdos pequeños domingos? –se pregunta el quisquilloso aviador que escribió “El principito”–. Una vez, en Rusia, oí a Mozart interpretado en una fábrica. Lo escribí.
Como escribo yo que he oído a Vivaldi interpretado en un autobús, el 74, al salir de los toros, donde al declinar de la tarde unos amigos de “Excalibur” se habían declarado antitaurinos.
El hombre es “zoón phonanta”, nos tiene dicho Steiner, y al parecer no están mejor en Anatolia, donde subsiste el contencioso entre instrumentos de viento y de cuerda: los tañedores de flauta, que habitan en la montaña, se niegan a casarse (e incluso a cualquier contacto social) con los tañedores de cítara, que habitan en el valle.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2014

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031