Tancredismo en el supermercado

Publicado por el oct 27, 2014

Compartir

super

Tancredismo es lo que han de hacer las marías en el supermercado para no ser cogidas por los precios.
“Extraordinaria corrida de novillos verificada hoy martes 1º. de enero de 1901. Inauguración del siglo en la Plaza de Toros de Madrid. En el cuarto toro, hará su experimento el célebre sugestionador de toros don Tancredo López, considerado, por su temeridad y arrojo, como el rey del valor, el cual lo ejecutará en la forma siguiente: antes de abrir la puerta de los toriles se colocará en el centro del redondel, sobre un pedestal de medio metro de altura, Don Tancredo, vestido imitando la estatua de Pepeíllo, y, previo aviso del citado sugestionador, se soltará el cuarto toro, de cinco años cumplidos, de la acreditada ganadería de Miura…”
Quien mejor ha dicho todo lo que hay que decir del tancredismo es Bergamín en “Don Tancredo”, donde, entre otras cosas, dice:
Al subirse al pedestal, un cubo de madera pintado de blanco, Don Tancredo es el estoicismo elevado al cubo; es un Séneca elevado al cubo; es el senequismo español elevado al cubo.
A imitación de los capataces de catering, que siempre ofrecen los canapés buenos en la bandeja de la mano en alto, los capataces de supermercado acostumbran colocar los yogures frescos detrás de los pasados, de manera que a la vista del público quedan siempre los caducados, y las marías, que lo saben, tancredean para sacar yogures del fondo de la balda como si sacaran cangrejos de dentro de la cueva.
Bergamín:
¿Cómo esperaba al toro Don Tancredo? ¿Con los ojos cerrados? ¿Con los ojos abiertos? (…) Ésta fue la angustia y agonía pascalianas. El tancredismo de Pascal fue eso: un vértigo de altura. Si cerraba los ojos, por sentirse sólo a sí mismo y en pie, elevado al cubo, al pedestal de la agonía cristiana. Y un verdadero espanto, un terror pánico, si los abría al silencio eterno de los espacios infinitos.
En el caso de las marías, los precios.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2014

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930