Sabiduría y velocidad

Publicado por el ene 23, 2012

Compartir

 

galga.jpg

 

    El otro día la niebla castellana en los campos de Madrigal de las Altas Torres no dejó que se corrieran las pruebas de galgos, y en la espera, entre los corrillos próximos a “Señorita”, la galga de la foto, oí decir que los mejores galgos no son los que más corren, que una vez y no más, Santo Tomás, y me acordé de “Cigüeño”, un galgo que, al saltar la liebre, dio, no en correrla, sino en esperarla en el perdedero de la zarza lobera. Mientras sus compañeros se disparaban tras las liebres, el “Cigüeño” se iba a trotecillo sonriente a la vera de la zarza, y allí esperaba a pie quieto, y en cuanto la liebre llegaba a refugiarse en la trinchera la cazaba de un salto, pero el marqués, juez del campeonato, lo descalificó con lágrimas en los ojos:
    –Se trataba, amigo Séneca, de ser ligero, no de ser listo.
    –¿Y llegar a tanta sabiduría no es más maravilloso que llegar a tanta velocidad?

Compartir

Siguiente

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930