Que viva Padilla

Publicado por el Oct 7, 2011

Compartir

 

padilla bis.jpg

 

    Padilla, brutalmente corneado en el rostro por un toro encastado, es un vestigio de la tauromaquia, y en el ruedo hay que verlo como veríamos en el campo de batalla a Patton o a Millán Astray, que fueron vestigios de la milicia.
    A Úbeda, esta semana, fuimos y volvimos en el día porque Padilla (de piquero, en la foto) lidiaba a los Cebada Gago.
    Su espectáculo festivo es total: capotea, pica, parea, muletea y estoquea a los toros más pavorosos del campo, toros ante los cuales nunca se han puesto José Tomás, Julián López o José María Manzanares.
    Tiene aspecto de bandolero de Manuel Halcón, pero la diferencia de Padilla sobre el resto del escalafón (salvo Ponce, por sabiduría) es que él, por bizarría, hubiera sido figura en cualquiera época pasada del toreo.
    Las cabezas de sus toros muertos las tiene colgadas en su casa de Jerez, y su amigo Finito el de Córdoba le pide que se las tape para sentarse debajo a almorzar.
    Se gana el cielo con la espada, dicen que dice en una capilla de Amberes el epitafio de un soldado español que murió en Rocroy.
    Igual que Padilla se gana el pan.
    Y el pueblo lo adora. Y uno, al cabo más demófilo que demócrata, también.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Dec    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31