Puertas al campo

Publicado por el Sep 21, 2012

Compartir

Logroño 028.jpg

    No me gustan las plazas de toros cubiertas.
    Vengo de la de Logroño, de donde he salido con la cabeza (por la tremenda ruidajera) como un bombo de Manolo el del bombo.
    Los toros no son fútbol.
    A los toros no va uno a divertirse (el fútbol es mucho más divertido), porque tienen de todo menos de entretenidos.
    El secreto de los toros, nos dejó dicho Foxá, reside en que es un espectáculo anacrónico.
    –El hombre de la ciudad; el de las oficinas y los empleos; el del piano tedioso de la máquina de escribir; el del alfabeto, sin poema de amor, de la taquigrafía; el de los archivos –que son los nichos de las cosas–; el de la hipoteca, que es lo más opuesto a un bosque en Primavera; el de los tranvías, que es la negación del libre galope; ese hombre va a la plaza a rejuvenecerse, a oír mugidos que jamás serán congelados en la serpiente del hilo magnetofónico; a escuchar relinchos que nunca se extenderán a secar, como ropa blanca, en los hilos de teléfono; a ver la sangre sin análisis ni velocidad de sedimentación; a contemplar apagarse corazones que no conocen el electrocardiograma.
    El toro es una ola del campo.
    Una plaza cubierta como la de Logroño es ponerle puertas al campo.
    En la plaza cubierta hasta las luces son falsas, y nuestros vecinos de grada, que es una estantería, nos parecen rodaballos enfriados en ozono de pescadería moderna sobre ese mostrador de una asepsia socialdemócrata que priva de sentido al toro, la bestia totalitaria, y al torero, con sus medias rosas.
    –En los toros –insiste Foxá– se venden, astronómicamente, como en un eclipse, el sol y la sombra; y a semejanza de las rústicas cosechas, el espectáculo depende de la lluvia; de una nube que pasa.
    Nunca más una plaza cubierta.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031