Oso a primera sangre

Publicado por el nov 17, 2011

Compartir

 

oso.jpg

 

    Me gusta madrugar para ver amanecer en la Puerta del Sol, origen de toda la vida madrileña: indios compradores de oro, paletos compradores de lotería y sanitarios “compradores” de sangre que abren su establecimiento a los pies del oso totémico, haciendo de la donación un rito con sacrificio de sangre.
    Tengo el horror a la sangre, cosa que un esteta como Ruano, que también lo tenía, consideraba típicamente varonil.
    –Este horror, por razones normales, no lo tiene la mujer, y por misteriosas razones imitativas, no lo tiene el afeminado.
    Es atractivo pensar que al oso terrible se lo apacigua con la sangre de las víctimas propiciatorias que bullen mañaneras en el correcalles de Sol, en una confusión de pordioseros, perroflautas y consejeros de gobernación.
    El cuadro del oso con la camiona de la donación al fondo sólo estará completo cuando restituyan al tejado de la casa en obras el cartelón de “Tío Pepe”, que le dará ese toque flamenco que necesita la extracción.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930