Mariana y Miguel

Publicado por el Jul 29, 2011

Compartir

amor.jpg

Miguel ama a Mariana, su mimí, y así lo ha dejado escrito en una tapia de la calle de Galileo, junto a Ananías, la casa de comidas con soberbias cabezas de toro:
    –¡Cuántas ganas tienen los jóvenes de hacer el amor! –decía Juan Soriano a José-Miguel Ullán–. Pero después no quieren reconocer que eso sólo consiste en darse panzazos en la oscuridad.
    Otro mexicano de coraje, el Indio Fernández, amó también por las tapias: su amor platónico era Olivia de Havilland, y por ella arrancó el latón del callejero en su barrio de Coyoacán para colocar otro que rezaba: “Calle de la Dulce Olivia”. Y a tiros lo defendió.
    ¿Y el amor? ¿Para qué sirve el amor?, preguntaron a Luis Miguel Dominguín.
    –Para todo –respondió–. El amor es la gran fuerza, porque el amor es egoísta. Es, sobre todo, absolutamente necesario para todos los que somos tímidos.
    El filósofo Sloterdijk, que lo ha escrito todo sobre las esferas, sugiere que toda historia de amor no es en el fondo sino un ejercicio geométrico, concretamente una tentativa de acceder a la redondez y de reconstruir la primera esfera.
    El amor de Miguel por Mariana es la verdad en números redondos.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Dec    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31