Marbella y un Ferrari

Publicado por el nov 20, 2012

Compartir

Vucaque Dakar 008.jpg

 
    Vive (merienda y cena, al menos) en el pórtico de la iglesia de los Sagrados Corazones, frente al Bernabéu, entre rejas y pasajes evangélicos grabados en bronce. Yo lo veo los días de partido: tiene barbas apostólicas y un chucho tierno y mantero.
    “Una ayuda para comprar un chalet en Marbella y un Ferrari”.
    Eso pide en la caja de cartón.
    Y a la salida de misa de ocho, abre la puerta a los fieles y pide más, que es menos, con un bote con monedas que hábilmente menea para hacerlas rutar.
    (Aquí, más es menos, querido Van der Rhoe del “Less is more” y el “God is in the details”.)
    El Ferrari y un chalet marbellí es el ideal socarrón y Pedro Lazaga de la riqueza ful de este pordiosero verdadero, pues por Dios limosnea, establecido en la calle del Padre Damián (¡padre Damián de Molokai!) frente al ideal y el trompeterío, el fútbol y sus hinchas, los multimillonarios del calzón y los devoradores de pipas.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930