Luna llena

Publicado por el Sep 19, 2013

Compartir

luna 002

He sorprendido a la luna llena sobre el parque de Eva Perón, princesa de los descamisados con parque en Madrid, y en la memoria, cara (luz) de luna: “preciosa, blanca como la leche, casi transparente y alabastrina; casi preocupante, como la leucemia…”, que dijo el poeta.
Los niños que hoy juegan en nuestros parques verán volar a los primeros hombres hacia la Luna –escribía Foxá en el 52.
Sólo que en los parques ya no juegan los niños, sino que hacen gimnasia los viejos.
Una vez conquistada, la luna sólo es la luz del trastero de nuestras casas, aunque bajo su fosforescencia parezcan derretirse hasta las pináceas.
Una leyenda urbana dice que los guardias de la ciudad evitan los turnos con luna llena porque por su influencia se dispara la violencia y los hombres gritan que se matan.
¿Cómo no voy a ser feliz, teniendo libertad, libros y luna? –dijo Wilde fuera de la cárcel.
Hoy la libertad vale lo que los libros, y estos, lo que la luna, sólo palabras, pero Wilde se abrazaba a una felicidad que ofrecía “aquella pobre luna blanca y romántica que se venía a los pies como un perro humilde”, pordioseando una mirada, una limosna de atención…
Con la luna llena de Madrid me he asomado al fondo de los botes de los oracioneros estacionados en Jesús de Medinaceli, y he visto cómo brillaban algunos cobres (viruta de euro) con verdín, como la caridad que hoy se lleva.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Dec    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31