Los hijos de Príapo

Publicado por el jul 8, 2012

Compartir

balano.jpg

    Vulvas oferentes y balanos embravecidos, como acostumbra decir un académico, pintados en rojo Desmond Morris, que es un rojo fálico, o falismo encarnado, sobre la corteza de esa acacia de Morata de Tajuña (donde la antigua adolescencia flechaba corazones), frente a la ermita de la Virgen de la Antigua (“Madrecita Buena Madre Querida”), en un suelo antes consagrado a San Sebastián, donde el pueblo celebra hoy la fiesta de los mayos.
    De mayo del 68, y ante la reconfortante simplonería del chafarrinón morateño, todavía asombra el retorcimiento (las vueltas para ir al grano) de los pijos de la Revolución Sexual, que pintaban en las fachadas de la Sorbona: “Haz el amor y no la guerra”. A lo que Jean Cau contestaba: “¿Y qué pensarían de vosotros, listos, Bakunin o Durruti, Robespierre, Lenin o Mao?”
    Desde Pompeya hasta Morata, los hijos de Príapo han trullado las paredes con el único bosón de Higgs que verdaderamente importa al “homo erectus” (¡ay, aquel retrato de un hombre de pie de Madariaga!), un pene y su circunstancia, cuyo ideal fue sencillamente formulado por el gran peso medio de Las Ventas (barrio de Chenel y El Fary), Luis Folledo: “Lo único importante en esta p… vida es saber dónde está el hormiguero para meterla.”
    ¿Qué sabe Higgs que no supiera Folledo? ¿En qué se diferencian sus violines de Ingres?
    Rafael Sánchez Mazas le confesó al doctor Marañón que su pornografía era la relojería, la antigua mecánica, hasta que participó a sus hijos (entre ellos, Rafael Sánchez Ferlosio) que renunciaba a tamaña voluptuosidad en aras de la paz familiar.
    En nuestros días, la feminista Sandra Harding ha llegado a ver en los principios mecánicos de Newton un manual de violación.
    Un hombre y su falo: casi nadie al aparato.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930