Los chatarreros dacios

Publicado por el jun 22, 2012

Compartir

rumanos.jpg

    Por lo que todavía vuela en los vagos recuerdos escolares, de la Dacia eran los buitres que en las crónicas de los historiadores latinos seguían en sus conquistas a las legiones romanas.
    Ahora de la Dacia vienen unos hombres oscuros que en Madrid empujan carritos de supermercado con el menudo de la chatarra que va quedando.
    Vienen, pues, de Rumanía, que es tierra de romanos, y sus carritos son la “performance” del poema de Lucrecio sobre la naturaleza de las cosas, de las cosas hechas con el polvo de sí mismas.
    A la hora de la siesta, los chatarreros dacios aparcan sus carritos en la acera y desuellan la galbana echados como galgos toledanos bajo los autos estacionados en el solar de las viejas cocheras de la Empresa Municipal de Transportes en la calle de Alcántara, donde Gallardón prometió un polideportivo que la crisis redujo a un aparcadero público con huchas de la Ora.
    No hace tanto, el delegado de mi curso en la Facultad de Periodismo veraneaba por cuenta del Partido en la Dacia de Ceaucescu, que era donde Carrillo, el predador de la España negra, situaba el Paraíso para los hijos del proletariado.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930