Lo que hay que tener (en el adosado)

Publicado por el ene 14, 2014

Compartir

Tebytinajas 015 bis

En el “sancta santorum” del sotanillo en el adosado conviene al españolejo disponer de tinaja para probar con los amigotes las más honradas pitarras que inspiran las anacreónticas de la amistad.
Que todas las anacreónticas de Horacio y de Catulo, decía un amigo bético de Pemán, no son más que “la poesía de unos tiempos en que el vino estaba barato”.
Cuando el vino era barato y era bueno, porque era vino.
¡Ah, la amistad de cueva!
(Nada que ver, esa cueva, con la bodeguilla en La Moncloa de Gonzalón y Benarroch, con su cara de despachar “lumumbas”.)
Por lo mismo que cuesta un Ribera campanudo, un mercader morateño oferta en la corteza de los árboles que no impiden ver el bosque tinajas de vino de cueva, que suenan a vino de ogro o a flipe de Alonso Quijano:
¡Oh, tobosescas tinajas, que me habéis traído a la memoria la dulce prenda de mi mayor amargura!
Y eso.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2014

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930