Laus Deo

Publicado por el Jan 11, 2012

Compartir

ford.jpg

    Llevo ya tres meses (puede que sean cuatro) de pelea con los yeseros que han de aspergiar el gotelé en la escalera de mi comunidad, y mañana cumpliré uno de batalla con una gestoría valenciana por un certificado de defunción.
    Mis yeseros me sacan de quicio como “La Balanguera” de María del Mar Bonet (uno fue cronista del folk-protesta):
    –Com una parca bé cavil.la / teixint la tela per demà.
    La otra “tela” ya la cobraron los yeseros, y no dan visos de acabar.
    En cuanto a la gestoría valenciana, pensar en Berlanga me ayuda a sobrellevar el caso.
    –Va a ser cosa del chico, que con las fiestas no se habrá pasado por los Juzgados –es la explicación de cada día.
    Pobre mandadero, tan joven y tan sobrepasado por el papel de barba.
    Pero hoy, muy de mañana, llevé un coche ajeno al taller (los hijos sólo madrugan para trasnochar), y allí, desde el primer saludo, recibí tantas amabilidades que me amosqué. ¿Sería uno el tolái elegido para un número de cámara oculta? A mi derecha, una pared limpia. A mi izquierda, unos abuelos viendo “Top Gear”. Y enfrente, un empleado atento a devolver solucionados mis problemas al mismo ritmo (ni más deprisa ni más despacio) que yo los planteaba. El milagro de unos españoles amables a la vez que eficaces (con clientela de abuelos que de mañana aguardan su turno viendo “Top Gear”) ha tenido lugar en la Ford de Conde de Peñalver.
    Laus Deo.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031