La máquina de las flores

Publicado por el Dec 2, 2011

Compartir

flores.jpg

    Comprarle flores de máquina al muerto es como comprarle tabaco.
    –Toma, ahora que ya no te hace daño.
    En el tanatorio de Madrid la máquina de las flores está a la entrada, como la máquina tragaperras en los bares. A cambio de unos euros, te promete un manojo de flores naturales.
    ¿A qué olerán las flores naturales de las máquinas?
    La nostalgia del Paraíso es el Paraíso.
    El gran Moctezuma de la silla de oro, que comía chocolate y jugaba con muñecas, tenía prohibidos en sus paradisiacos jardines los árboles frutales y las plantas medicinales, por ser el utilitarismo cosa grosera e indigna de un príncipe: él sólo admitía flores.
    –Porque las flores llevan en sí la suprema aristocracia de la belleza inútil.
    No estaré allí para quejarme, pero no quisiera que nadie venga a aromar el aire de mi último cigarro, justo cuando el humo te va caligrafiando las instrucciones para el tránsito, con cinco euros de flores de muerto dispensadas por una máquina sin el timbre de voz (siquiera) de un padre Mundina.
    Además, ¿que dónde se pone uno esas flores?

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031