La llamada del gobernador

Publicado por el Apr 6, 2012

Compartir

romanomorata.jpg

    Romano de los romanos de la Pasión viviente de Morata de Tajuña hablando, anoche, por el móvil… ¿con el gobernador?
    Hollywood nos educó en el suspense de la llamada en el último minuto del gobernador con el indulto, mientras Susan Hayward esperaba en “¡Quiero vivir!” a la puerta de la cámara de gas.
    Al cabo, puede que la vida no sea más que eso: una espera (inútil) a que llame el gobernador en un país donde, por cierto, ningún gobernador se ocupa de esas cosas.
    Me encanta la Pasión viviente de Morata de Tajuña, con su Cristo soberbio, que es teniente alcalde, y con sus churrerías, sus vendedores de globos y esos padres que al pasar un romano como el de la foto preguntan al niño: “¿Has visto a Viriato?”
    Dice Pemán que en la Biblioteca Nacional se conserva una relación manuscrita de lo acaecido en Tordehumos, Valladolid, con un “auto” de Cristo y los Apóstoles:
    –Cierto alguacil, a quien el que hacía el papel de Cristo le debía dinero, púsose de acuerdo con el que hacía de Judas para que, en llegando el instante del prendimiento, le diera tal empujón que le arrojase abajo del tabladillo, donde él había de prenderle. Así se hizo, con gran escándalo. Pero, al verse Jesús derribado, se dirigió al que hacía de Pedro, diciéndole: “Y vos, Pedro, ¿qué decís?” Con lo que el San Pedro, ni corto ni perezoso, desenvainó un terrible espadón que traía para cortar, en su lugar, la oreja de Marcos, y sin pararse en chiquita le abrió la cabeza al alguacil de un furioso golpe. Y no paró aquí la cosa. Acudieron todos al juez, y éste dictó esta donosa sentencia: “Mandamos que a Judas, por su traición y maldad, le sean dados doscientos azotes. Al San Pedro declaramos y damos por buen Apóstol y fiel; al Cristo, por libre y que no pague la deuda, y al alguacil, que se cure a su costa.” A lo que el relator del caso añade por su cuenta: “Todos loaron la sentencia del juez”.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Dec    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31