La falocracia matritense

Publicado por el Jan 14, 2013

Compartir

falo.jpg

    En Madrid, al salir de Chamartín, lo primero que se ve es media Puerta de Europa, de Johnson y Burgee, y el pirulí de Gallardón, faro de la falocracia matritense, obra de Calatrava y regalo de Blesa, nombres con los que podríamos ir escribiendo la historia ochentera de Madrid, corte de los milagros.
    Gracias al rastacuerismo de los 80, de Valladolid ya no se viene en tren, sino en lanzadera, y uno se ve de enano bala yendo a caer en un andén de Chamartín, barrio sicalíptico y ferroviario (“farraviario”), por lo que, de errar el tiro, también podría acabar en un club de alterne con vistas al falo dorado de Calatrava, Dánae de Benimámet (Danae riceve la pioggia d’oro), que presta tono a la escena:
    –Dos benjamines, por favor –pide en la barra americana el aturdido viajero de lanzadera, ladeando, sin darse cuenta, la cabeza, como para ajustarse a la Puerta de Europa, tal que un turista sinsorgo ante la torre de Pisa.
    Lo viril, aquí, es no sucumbir al feísmo posmoderno de la falocracia matritense.
    Antes de ser Notario Mayor del Reino, Gallardón hizo esto.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930