Elogio de la españolada

Publicado por el sep 10, 2013

Compartir

morata novillada 044

Es lo que el cineasta de Hollywood le dijo al académico de la Española:
A España le pedimos todo lo que sea fuerza o raza. Comedias, no. Eso es cosa de matiz.
Y tampoco uno va a ser menos que un cineasta de Hollywood.
O que un romano de Calatayud (¡Bibilis!, hablando de bóbilis, bóbilis), Marcial, el que sobre el hombro de una bailarina gaditana pensó que de su piel se exhalaban “los vapores del azafrán que una mano caliente ha estrujado”.
De la ruina de una temporada taurina asesinada por el dengue de lo enfermo y terminal (¡el arte! ese producto último de una cultura, ay, de matiz, sin apelaciones a nada trascendente) me he rehecho en la plaza de Morata de Tajuña al reclamo del novillero Posada de Maravillas, fogonazo del nominalismo español que, en expectativa de toro, daba sentido a un espectáculo brutal de olores y colores con reina de peina y mantilla, más las damas de honor, que en eso radica nuestra idea del lujo, único.
Y Miguel Albaicín diciendo:
Ahora se pone uno un sombrero ancho y una chaquetilla corta y se le da la vuelta al mundo sin pasaporte.
Y si para la Democracia no nos quieren tan pintorescos, que nos dejen ser (¡por la Demofilia!) pintorescos hasta el fin.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930