El paseador de perros

Publicado por el Dec 26, 2011

Compartir

perrones.jpg

    Es un milagro la civilidad de este paseador de perros, que en plena calle de San Nicolás, por donde, de amanecida, no pasa ni el sereno, recoge la mela de una rehala de canes para mantener limpia la acera.
    Por la calle de San Nicolás no pasa ni el sereno y en el Ayuntamiento el alcalde es accidental, pero el paseador de perros (perros amarrados, para que no muerdan, aunque libres de ladrar con magnífico furor) se dobla ante la ordenanza municipal, suponiendo que haya una.
    Perros sin ideales, si tenemos en cuenta que el ideal de cada perro es exhibir a su dueño. Dueños sin sueños, si tenemos en cuenta que la ilusión del dueño de exhibir su perro se desvirtúa en el oficio del paseador de perros.
    El paseador de perros no quiere a los perros y los perros no quieren al paseador de perros.
    Las dos criaturas más tristes de la Creación son el caballo muerto y un perro en cuerda de perros dando su paseo higiénico en Madrid.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930