El odio castellano al árbol

Publicado por el Feb 25, 2013

Compartir

Vucaquehug 103.jpg

    El odio castellano al árbol es proverbial.
    Y para dar con este odio no hay que hojear los libros, sino recorrer los pueblos.
    Titulcia es un pueblo de romanos y de templarios y de corderos de domingo en El rincón de Luis. Pero ahí está, domingo, 24, ese árbol recién podado, muñón del carácter castellano, árbol del ahorcado.
    Para no tener que barrer las hojas, explican en Titulcia que practican esa poda.
    Recuerdo el “Hombre solo” de Mingote, donde un hombre de negro, soga en mano, riega con regadera de latón un arbolito con la esperanza de que eche una rama en que colgar la cuerda.
    La encrucijada de la verticalidad/horizontalidad, no resuelta en Castilla, la teorizó risueñamente Madariaga en su “Retrato de un hombre de pie”.
    Y no me olvido de “El árbol sólo” del pintor Javier Fernández de Molina, para quien Miguel Casado rescató un apunte de Marco Polo (“…en los confines de Persia, hacia la Tramontana, hay una grandísima llanura donde se ncuentra el Árbol Solitario, que los cristianos llaman el Árbol Seco…”) y otro de Ruy González de Clavijo, que creyó verlo en la ciudad de Tabriz: “…cerca de una plaza hay un Árbol Seco en la calle, junto a una casa. Y dicen que aquel árbol ha de tornarse verde…”

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031