El Instituto bilingüe

Publicado por el sep 22, 2011

Compartir

 

insti.jpg

“…El señor Toledo habló ayer de profesores de francés, improvisados, que desconocen las conjugaciones en aquella lengua. Es decir: que no saben francés. Nadie preguntó: “¿Dónde están? ¿Quiénes son?” Recordamos nuestro paso por el Instituto. Era la edad en que la actitud para los idiomas es mayor, pero yo no recuerdo ningún condiscípulo que hubiese salido hablando, aunque fuese mal, ninguna lengua viva ni muerta. ¿Cómo hacen en esos países, donde los chicos que cursan idiomas terminan por poder expresarse en ellos? En España hay que buscar las clases particulares si se quiere obtener ese lógico resultado. Como tantos otros progresos, el que representa la enseñanza está más en el papel, en las leyes, en los reglamentos, que en la realidad. Un señor que ignora el francés explica una lengua a sus alumnos. ¿Qué lengua? El francés no, desde luego. Acosado por la necesidad, el infeliz profesor se verá obligado a hacer el terrible esfuerzo que representa inventar un idioma. Y sufrirá el terrible dolor de saber que está realizando una obra admirable, una creación extraordinaria, nada menos que fundar un lenguaje, y que no puede jactarse de ello, ni contárselo a sus más íntimos amigos, porque romper el secreto equivaldría a perder el pan. Cuando, obligado a revelar la equivalencia del subjuntivo del verbo comer, escriba en la pizarra: ‘que je comise, que tu comises, qu’il comise’, le está vedado contemplar con amor su obra, y aun ha de apresurarse a borrar aquellas palabras, propias de él, paridas por su intelecto, nunca escritas ni pronunciadas antes, para evitar miradas indiscretas y una posible condenación. Pero los alumnos no suelen acordarse bien de lo que estudian, y deformarán a su vez las deformaciones lingüísticas del profesor. Así terminará por nacer una jerga extraña. Y un día, por culpa de la enseñanza irregular del francés, en cualquier Instituto provinciano, surgirá en tal o cual parte un dialecto incognoscible, que establecerá un ‘hecho diferencial’. En seguida, la bandera, el himno, el ‘nosotros solos’, la alcantarilla preparada y el derecho a gastar alegremente los cuartos de la comunidad…”

LOS PRESUPUESTOS. LA ENSEÑANZA / WENCESLAO FERNÁNDEZ FLÓREZ
ABC, 26-6-1935

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930