El infierno de Siza

Publicado por el Sep 3, 2014

Compartir

blog siza 2

Salvo, quizás, una trinchera en Verdún, no existe una representación del infierno en la tierra más fiel que una parada de autobús en Madrid a las cuatro de la tarde de un martes, 2 de septiembre de 2014, y 37,7 grados de temperatura registrados oficialmente a esa hora en la Ciudad Universitaria.
La parada es una “boite” de metacrilato (al cabo, un cajón de sastre publicitario) diseñada por Álvaro Siza y comprada por Gallardón, alcalde, como una victoria, la suya, de lo bello sobre lo útil. Dentro, los viajeros, en aras de la belleza, se doblarían de calor como se dobla una vela de cera, razón por la cual los cajones permanecen vacíos como urnas de una democracia muerta.
Si preguntamos a Siza, nos contestará lo que los rapaces coruñeses: “¡Que non hai inferno, que o dixo Rafael!”, siendo Rafael el escritor y matemático Rafael Dieste, que desde la edad de 13 años, cosa que admiraba mucho a Ullán, ya era capaz de demostrar, ante los niños de Rianxo, que el infierno no existe.
Lo que existe es el sol lamiendo, con chispitas de metacrilato, el hombro desnudo de las mujeres, que hace que se les quede la ceja en alto. Y esas mujeres no viajan en autobús.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2014

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031