El hambre es imposible

Publicado por el Jul 26, 2012

Compartir

mañana.jpg

    El sol, la cama a la sombra, a mano el agua mineral, la margarina del desayuno, colillas para recibir al día, un “tupperware” con sobras, el recorte de prensa, la lámpara en el alcorque, una acacia espigada, el buzón de correos para las cartas que ya nunca echaremos, la prohibición de aparcamiento, un desagüe, un saco para las basuras, una cuenta de supermercado antigua y esa bolsa de patatas de sabor a jamón (de las cosas buenas, la democracia sólo garantiza el sabor) que nos conduce a la escena mágica en que el filántropo Parmentier ofrenda a Luis XVI, el de la guillotina, un ramo digno de su majestad, la flor de una planta que iba a solucionar la alimentación de los franceses: la patata.
    –Monsieur Parmentier, hombres como vos no pueden ser recompensados con dinero. Pero hay una moneda digna de ellos. Dadme la mano y acompañadme a besar a la reina.
    La reina se pone el ramito en su desnudo escote, y Parmentier, emocionado, dice:
    –Señor, a partir de ahora el hambre es imposible.
    Calle de Alcántara con Alcalá.
    Hasta aquí llegó un hombre.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031