El gran urbicida

Publicado por el Sep 26, 2013

Compartir

mella

En su marcha sobre Madrid, el gran urbicida también se llevó por delante la plaza de Vázquez de Mella, en cuyo “Long Play”, donde las añejas fiestas de los disco de oro, jaleada por las caderas de María Jiménez, la tritónica Marisa Medina recitaba, en tertulias de seis o siete, poemas de una lubricidad caribeña.
Do you want to sleep with me?
Eso dice ahora, en la acera de enfrente, el reclamo comercial de un restaurante que completa el disparate estético de una plaza aniquilada por el gran urbicida.
Para dormir, en Madrid, antes estaba el “Fanodormo”.
Yo ya voy por las tres pastillas diarias para poder dormir un poco. Se pierde algo de memoria, pero, ¿a mi edad qué importa ya? –le contaba Baroja a Ruano.
La poca memoria ha sido la aliada necesaria del gran urbicida.
Precisamente por la poca memoria nadie recuerda ya que ese inane reclamo comercial está tapando un friso “protegido” (y salvado, mediante denuncia particular, de ser destruido) del arquitecto Miguel Durán Loriga.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930