El gran accidente

Publicado por el mar 25, 2013

Compartir

Morataramos.jpg

    No, no estamos hechos para la muerte.
    Me aterra el tiempo lineal, sucesivo e irrepetible.
    Me atrae el tiempo circular, como el giro de los astros y la ronda de las estaciones.
    Y me ha gustado ver otra vez, en la plaza Mayor de Morata de Tajuña, el montaje del templete que en el atardecer del Jueves Santo será el Calvario de la Pasión Viviente.
    Octavio Paz nos cuenta que Alfonso Reyes fue el hombre menos dispuesto, filosóficamente, a morir: no porque se rebelase (estérilmente) contra la idea de la muerte, sino porque morir no le parecía una idea (algo con sentido).
    –La aceptaba, no sin ironía, como una prueba más de la locura cósmica.
    Y reconoce que no le faltaba razón: la muerte es el fruto, la consecuencia “natural” de la vida y, así, no es un accidente; sin embargo, es el gran accidente. Y esto, ser contingente y necesaria, la hace aún más enigmática.
    –La muerte es la contradicción universal.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2013

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930