El fondo de las cosas

Publicado por el oct 28, 2012

Compartir

carton2.jpg


    El verdadero punto de vista de una crisis está en mirar al fondo de las cosas.
    ¿Qué es la crisis?
    Juego de piernas.
    El juego de piernas saca al boxeador de la crisis de las cuerdas.
    En una crónica de Ullán sobre Arco, un becario cultural de guardia preguntaba a un niño a la salida de la Feria: “¿Qué te ha parecido?”
    Y el niño, rendido de ir de caseta en caseta, contestaba:
    –¡No siento las piernas!
    He ahí la intuición infantil de una crisis plástica. El acabose, porque creo que nunca más se vendió otro cuadro.
    De niño, en los dictados de la escuela, me impresionaba mucho un cuento de Foxá sobre la pierna del conquistador Alonso de Ojeda, herido en el talón, el talón de Ojeda, por una flecha envenenada: para evitar la infección, calentó su espada al rojo vivo y con ella se atravesó la herida, dando lugar a la leyenda del renco heroico.
    –Cuando lo desenterramos –dijo el escultor Pascual a Foxá–, la losa de piedra le rompió la pierna a un obrero. Cuando le colocamos en esta tumba, me dio la lápida de hierro en un pie y por poco me quedo cojo. Pero hay algo más curioso. Su estatua yacente salió de la fundición sin una pierna, y tuve que fundir una pierna aparte.
    El fantasma cojitranco del valeroso Ojeda (mi impresión es que las blasfemias que profiriera durante la operación con la espada al rojo vivo lo condenaron a un infierno ambulatorio) recorre la isla de Santo Domingo, “envidioso de las piernas ajenas”.
    Entre la pierna de Ojeda y la pierna de El Tato me he visto esta mañana, al dar en la calle de Lista con ese juego de piernas que es un “¡Tierra, trágame!” para salirse de las cuerdas, una huida hacia el fondo, que no hacia adelante, un modo de escapar al primer frío de Somosierra o al último vértigo del plazo de una hipoteca.
    –¡Adiós Madrid! –exclamó El Tato al verse corneado de tan mala manera que le amputarían la pierna, finalmente expuesta a la curiosidad pública en el escaparate de una farmacia en la calle de Fuencarral.
    Danos, Señor, valor, para mirar al fondo de las cosas.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2012

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930