El colchón arzobispal

Publicado por el Jun 3, 2011

Compartir

 

colchón.jpg

 

 

En la calle de San Justo, apoyado en un árbol como del bien y del mal, ha amanecido hoy, a modo de jeroglífico teológico, un colchón arzobispal, pues nada que no sea del Arzobispado puede depositarse en tal lugar, según lo dispuesto por la placa municipal. Me acuerdo de San Pablo, tan mal orador que uno de sus oyentes se durmió… y se cayó por la ventana. Me acuerdo también del Adán de Eça de Queiroz, de entre cuyos brazos vellosos surgían, al despertar, abundantes y repletos, los dos pechos, “del color del madroño”, ay, con una pelusa rizosa bordeando la punta, que se erguía, endurecida. Era Eva… Y luego, no sé por qué, me acuerdo de una confidencia que el embajador Lequerica, sin más ni más, hizo a Ruano: “Acabo de hacer otro descubrimiento, tardío, pero eficaz: no hay que leer en la cama”.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Dec    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031