El Ave me mata

Publicado por el nov 9, 2011

Compartir

ave.jpg

    El Ave por antonomasia es el Ave que va a Sevilla, en cuya estación de Santa Justa un funcionario de la trenería cruzaba en esta tarde tranquilamente las vías.
    Manda huevos, el Ave. Ese tren fue el cuerno de la abundancia que derramó sus bienes sobre el felipismo reinante, un régimen que allá por el 92 corría que se las pelaba hacia la catástrofe final.
    El Ave está pensado para el petardeo democrático: fui anteayer en el vagón con quien puede ser el próximo ministro de Economía y he vuelto hoy con un loro cartujano de la telebasura que habla de Paquirrín como de un “indultao” de Núñez del Cuvillo.
    Pero hay algo que chirría en el Ave, y es que no se sabe si es un tren botijo que corre como un Ave o un Ave que corre como un tren botijo. La consecuencia es que cada vez el viaje se hace más largo, y de este Ave ya sólo hablan con ternura los escritores que se presentan al premio de la Renfe con ese lirismo de pitas-pitas a lo Gamoneda o García Montero.
    Me aburre que me mata, el Ave.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930