El aristocratismo estético

Publicado por el oct 3, 2011

Compartir

arniches.jpg

    El señor Arniches es para mí esa nota de aristocratismo estético en la andanada venteña de Esperanza Aguirre, a cuya barandilla se aferra como un Alfonso Antonio Vicente Eduardo Ángel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton, Conde de la Majorada y Marqués de Portago, al volante de su Ferrari.
    Con todo lo que se gasnea en esa talanquera, nunca se le oyó una voz más alta que otra, aunque se le veía “torcer” siempre por ese toreo que Bergamín describía como pesado, lento, retorcido, sentimental, sin gracia, sin alegría: triste, melancólico, melodramático. O sea, que el señor Arniches va como del último José Tomás al primer Javier Conde, quien, por cierto, orna su “bio” con estas palabras del señor Arniches: “No abandona la pura esencia del toreo eterno… No rompe nada y lo cambia todo… No busca sino que encuentra… Encuentra un toreo de iluminaciones sucesivas…”
    Es verdad que una tarde, por San Isidro, sorprendió a toda la andanada con un “¡Cállese, bombero!” dirigido a un bombero que, en efecto, después de cuarenta años en su sitio, pide a voces a las figuras que, en el ruedo, se coloquen en el suyo.
    Pero así discurría la cosa hasta que el domingo, con los Adolfos desparramando toreros en la arena, el señor Arniches abandonó su porte de caballero que olisquea trufas de arte desde una andanada y profirió dos grititos: uno, muy quedo, “¡Libertad, libertad!”, no sé por qué; y el otro, haciendo bocina con la mano, “¡Ooohhh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!”, como nota larga de coyote que sube y cae, seguida de una serie de notas cortas y agudas en protesta… ¡por la estocada del pobre Rafaelillo!
    –¿Y por qué le molestará tanto a este hombre una mala estocada de Rafaelillo a un adolfo, cuando lleva vistas tantas estocadas malas de sus Condes, Tomases y Morantes a los cuvillos?
    Siempre mañana y nunca mañanamos.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930