Del amor al prójimo (con resultado de muerte)

Publicado por el sep 7, 2011

Compartir

abogado.jpg

    Que nadie muere si vivió de veras, nos recuerda Ruano, y que se mueren sólo los muertos, porque si la vida es algo, no es de ningún modo nuestra vida, sino la vida nuestra en los demás:
    –La inmortalidad es memoria. Temblor de primavera ausente, en el invierno del recuerdo.
    Milagro.
    Siempre me ha intrigado esa piedra municipal que en la calle de Luchana, entre los restos del botellón de la noche y el dudoso pisar la luz del día de los colegiales, descubro mañaneramente con los ojos de la primera vez: “En honor del abogado madrileño Ignacio de Valentín Gamazo y Alcalá que murió heroicamente el 7 de septiembre de 1996 en acto noble y cívico en defensa del prójimo.”
    Era sábado, y hoy se cumplen quince años. Tenía 37. Murió por la bobada (en términos posmodernos) de interponerse entre dos atracadores y la cajera del supermercado “Gama” de la vecina calle de Manuel Cortina, 10. De tres disparos, recibió dos: uno en la cabeza, el otro en el pecho. Serían las doce pasadas del mediodía y los bandidos todavía rapiñaron, a puñados, unas cien mil pesetas.
    Al cabo, un gran hombre.
    Y cuando muere un gran hombre, han dicho otros hombres grandes, siempre añade algo a la Vía Láctea, un trozo de la cual sería para mí este memorial triste, solitario y final.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031