Cien personas desnudas

Publicado por el jul 4, 2011

Compartir

desnudos.jpg

Desnudarse, ¿para qué? Eso, y no lo otro, debió decir Lenin, pero no lo dijo, y su testigo lo han recogido los indignados de la Puerta del Sol, que buscan a cien personas dispuestas a desnudarse para unos bolos culturales que ahora se llaman “performances” como en los 70 se llamaban “exigencias del guión”.
    Cuarenta años después, la cultura sigue siendo la hoja de parra del silvano engorilado que no sabe cómo echarle a alguien la pata encima.
    ¿Es el nudismo una solución, en tiempos de crisis, para nuestros problemas vestimentarios?
    Nuestros costumbristas observaron que el parado que no logra resolver sus problemas económicos va derecho a la indigencia, y el que no consigue reponer su guardarropa a medida que lo usa, acaba quedándose desnudo. Camba, sin embargo, no creía que el adelantar estos acontecimientos pudiera ser nunca, ni mucho menos, una manera de evitarlos.
    Antes de que aquellos que al ver el anuncio de la foto empiecen a quitarse ropa, diremos que el desnudo muere en Occidente con la caída de los dioses.
    –Apolo –nos dice Foxá– intenta salvar la belleza del cuerpo en el joven San Sebastián, desnudo, pero torturado por las saetas, porque el dolor da castidad a la hermosura. Y Mereskovsky ha descrito el asombro de los labriegos del Lacio, sacando de entre las raíces de los olivos los senos de mármol de las Venus.
    Quien no tenga a mano un Mereskovsky, que mida el asombro de los “voyeurs” ante las venus de Leire Pajín.

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2011

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930