Al santo por la peana

Publicado por el sep 2, 2014

Compartir

blog de blas

Perreando por la plaza de Colón, el perro me ha arrastrado hasta una especie de campamento zíngaro con telares de los que usan las etnias trashumantes en sus asentamientos: parece la incubación de un Chillida, pero me dicen que es el encofrado para el emplazamiento de la estatua del almirante Blas de Lezo, alias Patapalo. No entraré a discutir que es más interesante estéticamente, si la estatua de un gran hombre hecha por un escultor pequeño o la estatua de un hombre pequeño hecha por un escultor grande. Lo que me llama la atención es la peana, obra de una empresa de Fuenlabrada, como corresponde a su importancia en un país cuyos naturales se distinguen desde la cristianización por su inclinación a adorar a cualquier santo… por su peana. Esos trapos para ocultar los trabajos a la curiosidad ambulante tienen algo de murallas de Jericó en “Sucedió una noche”, y atraen a los perros del meo como Claudette Colbert a Clark Gable. Pata (que no palo) en alto, el perro me mira con ojos de decir:
Amo, ¿para qué viajar? ¡Si donde va el cuerpo va la muerte!

Compartir

ABC.es

Una pluma te sentencia © DIARIO ABC, S.L. 2014

La vida al paso (A los cincuenta años. La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo... Más sobre «Una pluma te sentencia»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930