Yo me promociono, tú te promocionas, él se promociona

Publicado por el Sep 27, 2007

Compartir



 


Carmen Cervera tuvo el míércoles una jornada de puertas informativas abiertas y, en su infinita sabiduría, hizo creer a todos que eran los elegidos para escuchar sus palabras (o ellos y ellas se hacían los tontos y fingían ser los elegidos para su público; la que más se pavonéo, incluso ayer seguía, María Patiño, como si hubiera entrevistado a Bin Laden). Era todo tan evidente que la baronesa solucionó un bloque a los de Sé lo que hicísteis. Los elegidos de los programas del gremio incluso contaron los minutos que les dedicó (por teléfono o en persona). Los minutos oscilaban entre los 18  y los 20. Parecían perfectamente calculados por algún jefe de prensa, y es que la baronesa convirtió sus cuitas materno filiales en material promocionable, como si se tratara de una película de Hollywood a punto de estrenarse. Que pase el siguiente. La más divertida de todas las conversaciones fue sin duda la mantenida con Jaime Peñafiel, que le preguntó por el parecido de Borja con Paquirrín y  por las tetas de la nuera.  Seguramente lo que la baronesa no entiende es que siendo ella tan lista tenga un hijo cuya circulación sanguínea se concentre en tromba por debajo de la cintura en lugar de en el cerebro.


 


María Teresa Campos, otra que de tonta no tiene un pelo, llevaba un tiempo de promoción encubierta en Telecinco. Ahora salgo en Está pasando, ahora salgo en La noria, qué gran error irme a Antena 3… Ayer, con programa en el bolsillo, se vio que la autopromoción tenía sentido.  Vuelve a casa, vuelve. ‘¿Cuánto has tardado en aceptar la oferta?’, le preguntaba ayer Jorge Javier Vázquez con fondo tomatero. ‘No sé si han sido cinco o seis minutos’, respondió. Aunque mejor fue esta otra pregunta: “¿Cuántas veces te has acordado de mi madre?”. Parece que lo que va a acabar haciendo es, aunque ella no quiera reconocerlo, ese Hormigas Blancas de políticos que se había anunciado. El primero en ser escudriñado, Felipe González.


 


Iñaki Anasagasti, que tuvo el cuajo de hablar desde su (o un) despacho del Senado con Está pasando (con Jaime Peñafiel), también está de promoción de sí mismo a cuenta de sus críticas al Rey y a la monarquía. Ayer fue a El Programa de Ana Rosa para, sin ladrar mucho (Antón Losada sí que resultaba desagradable), repetir lo de siempre. También dijo que Telecinco es la única cadena con sensibilidad por su tema. Algo así como la única que habla de su libro. Que no desespere el hombre, que su cansina ronda no ha hecho más que empezar. Desde luego, Tita y la Campos son mucho más divertidas.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031