Siempre preferiré la lengua

Publicado por el Sep 9, 2009

Compartir


Pues me quedo con Sacalalengua y con Gran Hermano. De la avalancha de estrenos y regresos de los últimos días, digo. Los exitosos Pells (Cuatro) tiene miga. ¿Por qué adaptar una comedia argentina mala para hacer una serie española mala? ¿Quién se puede creer a Miguel Barberá y a Bea Segura como los grandes presentadores de informativos de un país? ¿Por qué se desperdicia a Marta Calvó cuando podría hacer una mala tan buena como la de Vanesa Williams en Ugly Betty? ¿Por qué iba alguien a querer ver algo así en lugar de Sálvame? ¿Por qué creían que la audiencia del casting de Fama iba a quedarse? Mi sobrino es fan de los bailarines (tampoco lo entiendo) y no me lo imagino aguantando ni un minuto para ver la versión Botones Sacarino de Dave presidente por un día. Con lo que me gustan a mí la series de tele. Por supuesto, Studio 60. Por supuesto, Murphy Brown. Pero también  Sports Night e incluso la fallida Back to you. 


Pero espérate, que  va y llega 90-60-90 Diario de una adolescente (Antena 3) para superarla, sobre todo porque es  mucho más pretenciosa (y con Nena Daconte, tócate). Ay, y ese polvo de pie para empezar a hablar me mató (bueno, el atropello de la madre me mató primero). Una chica de 16 años (Esmeralda Moya) con un tío de 40 (Jesús Olmedo) y se lo hacen de pie. Hija, para eso no te salgas del entorno de gañanes adolescentes que no te llevan a cenar ni a hoteles caros. Encima de viejo y con esos pelos parados, de pie. Amos, anda. Sobre los diálogos y la trama, mejor me callo (es que estos días después de estar cerca de varios productores ejecutivos y guionistas  de series españolas me he reblandecido; al menos pensando en el trabajo que hay detrás de cualquier producción, y luego para que no nos guste y lo escribamos, pero, vaya, como si le importara a alguien lo que escribamos).


Y queda Telecinco con La ira, lo de Calparsoro, que el año pasado nos encandiló con El castigo (donde también estaban Marta Calvó y Esmeralda Moya; la tele española es un pañuelo). Parte del éxito de El castigo radicaba en que los actores no eran conocidos y nos creímos lo que hacían los niñatos (cuando no estaban en las fiestas de Pozuelo). Esa cosa patológica y repulsiva que Donna Leon critica de las novelas de Stieg Larsson tenía un cierto atractivo entonces, así como la hijoputez de los chicos. Ahora la bacanal de sangre y cuchillos de ferretería no se entiende muy bien (también es verdad que hay que esperar al desenlace). En cuanto a los actores, casi todos son conocidos. Vamos, que nos hemos quedado con sus caras de otras series. A Aitor Luna (el Montoya de Los hombres de Paco) lo han vuelto a matar, que menuda racha lleva. La prota es Marián Álvarez, la Lola de Hospital Central. También sale Patricia Vico, la Maca de Hospital Central (y mujer de Calparsoro) y Ángel Pardo, el Rusty de HC. Lo que unido a Bea Segura de los Pells (la  Mónica de Hospital Central) y Jesús Olmedo de 90 60 90 (el Carlos de HC) hace que empiece a pensar que hay una conspiración de HC para dominar el mundo. Que ya podían dominarlo El ala oeste o Las chicas Gilmore.


Ante el panorama (y a la espera del desenlace de La ira) me quedo con Sacalalengua, lo del idioma en TVE que yo vería gustosa a la misma hora que el G20 de Risto, que cada vez es peor (¿de verdad dijeron de la Gemio ‘se nota que hace tiempo que nadie la monta’?). Pero no a las tantas (de doce y media a una de la madrugada). Y la presentadora, Ana Solanes, mola (es la más alta de la foto). 


Con respecto a Gran Hermano, lo que me ha llamado la atención es esa dosis novedosa de metagranhermano que tiene. Los Otros, los de la casa espía, comentan Gran Hermano. Que si esta es así, que si la otra es asá. Y nosotros desde fuera comentamos lo que comentan los comentadores. Pobre Saray, la binguera. Están poniendo verde a su madre, Pilar, y a ella se la llevan los demonios porque no puede decir que es su madre. Qué pérfidos los  mandamases de GH. Qué crueles ¿Es que no se lo veían venir? Ah, claro, por eso.


Otra cosa. ¿No dan mucho miedo esos carteles que salen en Vaya par y en Sálvame?  El del espacio de Telecinco es ‘Si tienen información de algún famoso, póngase en contacto con nosotros’. Muy tímido si lo comparamos con el de Vaya par, que invita a imitar al vecino traidor de Belén Esteban. Gran modelo de conducta. O sea, si vive al lado de algún famoso largue, largue. Sea el más famoso de su comunidad. Amárrame los pavos.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031