Riguroso semi directo, rigurosa semi cagada

Publicado por el Jul 10, 2006

Compartir

Awesome Federer Wins Fourth Title


No quiero caer en el síndrome de Estocolmo (o en el síndrome de la Zona Cuatro Phillips). Estaba muy contenta con que Cuatro pusiera en diferido de 45 minutos la final de Wimbledon pero de pronto me he caído del guindo. Parece que el personal se ha dado cuenta ahora, con la presencia de Nadal en la final, de que el torneo londinense no está al alcance de todos.  Wimbledon hace muchos, muchos años de que sólo se ve en Canal Plus. ¿Y la última final ganada por Martina?¿Y la final de Conchita ganada precisamente a Martina? Todo eso ya no se veía por TVE. Wimbledon lleva tiempo siendo un espectáculo para minorías de paganini. Al fin y al cabo, la televisión de pago es la única que merece la pena. Pero voy a lo de Cuatro. Agradezco cientos que haya puesto la final en riguroso semi directo. Pero, hombre, que estamos en Wimbledon, que es la Catedral del tenis, que hay una liturgia. ¿Cómo es posible que la diferida retransmisión haya empezado ya con el primer punto entre Nadal y Federer? ¿Cómo es posible que no hayamos visto la entrada de ambos en la pista central de All England Lawn Tennis Club? Vale que luego se hubieran ido a publi con el peloteo, pero un respeto a la liturgia. Por no decir que tampoco hemos visto ni un descanso porque ahí tocaban anuncios (juro que nunca he visto tantos anuncios en un partido de tenis). Pero es que ningún descanso. Menos mal que después del 5-2 (de último set) el soso comentarista nos decía: ‘Nadal movía inquieto los pies en su silla durante el descanso’ porque nosotros, mientras el chico movía los pinreles estábamos viendo el spot de la banda ancha de Vodafone. Y, por cierto, menudos comentaristas. El speaker principal (sorry, ahora no me acuerdo de su nombre) y Pepe López Maeso. Menuda sangre. Ninguna. Ni en los puntos más alucinógenos de Nadal parecían despertarse. Hasta el tío que retransmite El día del Señor tiene más sangre. Hombre, es que una cosa es el forofismo y otra el muermismo. Seguimos con el despropósito. Gana Federer y aparece Àngels Barceló con la pantalla detrás, donde se ve ya la formación de recogepelotas y jueces. La entrega de la copa (o la ensaladera) es otra liturgia tan importante como el juego (si no, daría lo mismo Wimbledon que Australia que el Open USA). Ni que decir tiene que ni olimos la entrega de trofeos.  “No lo puedo creer, los huevos que hay que tener”. Es frase de Maradona dicha tras el lanzamiento del penalti por parte de Zidane (del primer gol de la final, claro, que luego, tras cabezazo, ya no tuvo oportunidad). Es frase de Maradona que hago mía para la retransmisión en rigurosa semi cagada. Sin duda, es la mejor publicidad para abonarse a Digital + (bueno, y esperen a que Antena 3 empiece con la Champions; miedo me da).


Roger Reignites Rafa Rivalry

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031