¿Qué fue de Sara Montiel? Y de Maru

Publicado por el Jul 24, 2006

Compartir


Joan Fontaine vs. Olivia de Havilland. Hedda Hopper vs. Louella Parsons. Bette Davis vs. Joan Crawford. Bela Lugosi vs. Boris Karloff.  Krystle Carrington vs. Alexis Colby. Sara Montiel vs. Marujita Díaz. Gran combate de estas dos últimas en Salsa Rosa. Ya me hubiera gustado ver una peleílla de los citados anteriormente (la lástima es que no haya un Cómo se hizo de ¿Qué fue de Baby Jane?, con las dos damas haciéndose la vida imposible) pero nos tuvimos que conformar con nuestras carcamales.  Que en el fondo y en la superficie ni están peleadas ni nada y son más amigas que cochinas, pero si se pueden sacar unas perrillas se prestan a la pantomima. Con decir que el supuesto pique viene de que Maru (como la llama Sara) está molesta porque Antonia no la invitó a su boda con Tony…  Con Tony el cubano, claro (quizá le habría gustado estar en ese gran momento de ‘pero qué invento es este’). ‘Se me pasó’, se excusa la Montiel. Primero Marujita contó lo suyo y largó. Antes de irse afirmó que la otra tiene más de todo: joyas, tetas y años (esto no lo dijo así pero era lo que quería decir ante la pregunta de quien era mayor; pregunta absurda cuando la propia Sara mandaba callar a la del movimiento de ojos por ser ella mayor). Al sentarse, la manchega lo primero que soltó, después de mirar a la Díaz las esmeraldas, fue: ‘¿Te has dejado alguna alhaja en tu casa?’.  Llamó mariquita y feo a Hilario López Millán  (ya saben, según él, había llamado travesti a Rocío Jurado). También descargó contra María Teresa Campos por aquella vez que la nombró ‘la más mentirosa’ (con gala y entrega de premios) preguntando dónde está ahora su programa. Al final hubo beso e incluso Maru se puso a los pies de Sara. Lo normal. Tan normal como la continua demostración de sesos de los de enfrente. Están hablando de cuando Sara se casó con Anthony Mann y ella replica que esa fue su segunda boda con Mann, que la primera había sido in articulo mortis. Y ni Juan Luis, que en ese momento tenía la palabra (como si hubiera tenido la patata caliente de Grand Prix), ni ningún otro se interesaron por esa curiosa primera boda.  En cualquier caso, pese a que la confrontación dialéctica podía haber dado mucho más de sí, ese diálogo ha sido de lo mejorcito de Salsa Rosa. Sara Montiel es una tía muy lista (aunque el sábado estuviera enferma y a medio gas).  Marujita también es lista y, además, muy graciosa. Sobre todo cuando no tiene a su lado a Parada, su presunta pareja cómica, que la chafa y la hace parecer idiota. Sólo había que ver las imitaciones que hacía de la de Campo de Criptana en sus morros. Aunque para morros los de Marujita, como se empeñaba en resaltar la Montiel. Yo creo que las dos se merecen un documental como aquel que le hicieron a la Paquera de Jerez. Salsa Rosa no está a la altura de estas dos cacatúas sagradas.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031