¡PQC!

Publicado por el feb 20, 2009

Compartir


Águila Roja. Una serie de sábado por la mañana emitida el jueves por la noche con un éxito brutal de audiencia (con la tendencia que se está asentando, TVE parece últimamente el flautista de Hammelín: todos conmigo). La serie de Globomedia es un poco como Xena pero más cutre (y sin Lucy Lawless).  Los decorados serán reales pero parecen falsos, para lo cual hay que tener una especial habilidad. Pese a tratarse del siglo XVII, todo está muy limpio. Y teniendo en cuenta que hay nieve, ni siquiera se ve barro (Dios, hasta Poldark tenía barro). La primera impresión al ver esto es What the fuck!, que es una expresión que vamos a adaptar pero ya a nuestro mundo televisivo. El WTF nuestro va a ser PQC. O sea, ¿Pero qué cojones? (al fin y al cabo, cojones es una expresión muy Globomedia, muy Pacos, muy Juan Diego). Como tengo columna sobre la serie, no me voy a extender mucho pero voy a destacar algunas cosas:


-El asunto espadas. De toledanas, nada. Catana para el superhéroe y futurista para Francis Lorenzo, ese tipo al que nos gusta odiar.


-Esta cosa de vamos a ponernos chinorris, que mola. El prota va a vestirse de ninja y va a llevar catana (lo vamos a explicar con un pasado viajero marcopoliano en un infeliz maestro de escuela).


-El peinado de héroe. Qué más dá, ¿es que el peinado de Burt Lancaster en El halcón y la flecha es más verosímil?


-Es como si hubieran cogido la batidora de Torrente y en lugar de colillas para dar de comer a Tony Leblanc hubieran metido El Zorro, Robin Hood, Shogun, Hércules, Xena, Los Serrano, Caperucita Roja y Benny Hill (por las tetas; ahí está esa cuñada que es como Carmen Alcayde pero en guapa). Sólo me queda añadir que la calidad está sobrevalorada.


-El vestido de la marquesa en su última aparición (con esa camiseta interior que parecía la versión putón de la Battlestar Galactica).


-Los más de cinco millones de espectadores (como esta mañana ya se encargaban de decir en el telediario matinal). 


-Que Curro Jiménez y Corazón salvaje estaban mejor ambientadas.


-Creo que me voy a reír mucho con esta serie. Pero para redondear el placer culpable tenían que haber elegido de protagonista a un tío buenorro, a un Duque. Y que estuviera metiéndose mucho en el barreño, como La lozana andaluza. O en el lago, como Darcy en Orgullo y Prejuicio. Lo siento por el muchacho, pero se me antoja el mayor fallo de la serie.


 


(A mayor abundamiento, como dicen los abogados rancios en los informes, dejo aquí la columna sobre lo mismo en los diarios de Vocento y otros.)

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« nov    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031