Perdona, María Antonia

Publicado por el Apr 27, 2009

Compartir

tv-land-awards-060908_0003.jpg


 


De Bea Arthur, sólo recordar una leyenda urbana de la época en que TVE emitía Las chicas de oro. Como aquí entonces no conocíamos ni All in the family ni Maude, esa chica de oro enorme y de voz ronca (en el original, aunque el doblaje de Amparo Soto sea estupendo) nos resultaba una actriz nueva. El caso es que existía el rumor (en mi clase, al menos) de que Bea Arthur era un hombre. Y yo miraba la serie, la miraba a ella de arriba abajo y dudaba. Estoy hablando de una época pre internet e incluso pre viajes a Nueva York a comprar libracos de televisión en Barnes & Noble. Con el tiempo nos convencimos de que era una mujer. Sólo un díálogo de homenaje (en el doblaje español creo recordar que la película que Dorothy le dice a Rose era Diálogo de carmelitas, como si no conociéramos la otra):


 


Blanche: Rose and I are taking a dirty dancing class. 
Dorothy: Really. 
Blanche:It’s become quite popular since that movie came out. 
Rose: What movie is that? 
Dorothy: ‘Lawrence of Arabia’, Rose.


 


De La chica de ayer lo que más me gusta es Manuela Velasco y su caja de Cola Cao (la que utliiza de botiquín). También que entre la aristocracia de la interpretación (los Alterio, las Velasco) destaque Antonio Garrido. Que destaque de actor, y no de pelma presentador de concursos. Lo que menos me gusta es esa promoción que hace Antena 3 cantando los premios que tiene la serie, cuando no es ésta la premiada (de momento) sino Life on Mars, la británica original. Otra cosa importante: conseguí que un amigo viera el capítulo entero (amigo tipo “yo no veo series de mierda de Antena 3”), cosa que no había logrado con Doctor Mateo.


 


Estoy entre la mayoría de los españoles que vio la televisión el viernes por la noche porque yo también me tragué a Samanta Villar  y su simple life en la chabola. Es que no había color entre 21 días y, por otro lado, La tribu o  DEC (Dani DJ, Darek, la monstruito que inyectaba silicona líquida, ¿por qué se empeñan en hablarle como si fuera una persona normal con todos los hervores?, cosa que había hecho Ana Rosa Quintana y que volvió a hacer Chelo García Cortés…). Dejo aparte adrede el documental de Solé Tura en La 2. La tribu. Qué personaje más viscoso es el de Ana Obregón. Lo de criticar que Darek se dejara mantener y menospreciarlo por ello resulta mezquino (“un hombre que se deja mantener por una mujer…”. Tócate el higo, María Manuela, que diría Juanito El Golosina, ¿quién te obligó?). Soltar lo de la denuncia por malos tratos (“yo no he venido a eso esta noche”, dice la tía con todo el cuajo) ya la retrata bien. Y, como siempre, estiró la pata, que es lo más inofensivo que suele hacer.


 


 Y en Cuatro estaba Samanta llevando la fregoneta, yendo a por ferralla, lavándose en el barreño o preparando la candela. Por supuesto que no me tomo en serio lo que 21 días pueda tener de denuncia (y mucho menos las editorializaciones de Samanta: “¿Dónde están los servicios sociales?”) pero tomándolo como espectáculo televisivo, el artefacto de telerrealidad era lo más atractivo de la noche (su próxima actuación son 21 días machacándose en el gimnasio). Y no dudo que sus lágrimas al despedirse de los gitanos fueran reales.


 


Momento Noria debatiendo sobre si Jesús Neira debe salir posando en el Hola, asunto de la heroicidad asumida y pregonada del que ya escribí. Ah, que no se me olvide. El fichaje de Víctor Sandoval como corresponsal en Miami (después de su espeluznante aparición cuando Mari Cielo), ¿no es en serio, verdad? Pero si cada vez que sale es como si conectaran con el corresponsal de los Teleñecos  y que, además, fuera a dar los votos en el Festival de Eurovisión. Pero a lo que iba. En el artículo de este sábado en Vocento, había hecho mención a los tertulianos como compañía de revista, teniendo cada uno un papel asignado: “En la compañía de revistas (y el viaje a ninguna parte) que forman los tertulianos cada uno tiene un papel. En lugar de ser el galán, el actor de carácter o lo que sea, hay quien es el socialista, quien es el pepero o quien es el apocalíptico… Antes de abrir la boca ya sabes lo que van a decir porque son clichés con patas (les lleguen al suelo o no)”.  Pero eso falla cuando llevas gente como Nieves Herrero, más palomica suelta. Al menos me parece perturbador en el statu quo tertuliano que se disculpe tanto (“perdona, Maria Antonia”) al interrumpir a la jefa. Y supongo que a ésta también se lo parecía. O sea, si yo te digo con cara y voz de ogresa liliputiense lo de “déjame hablar”, no espero que me pidas perdón.  Ay, estoy pensando en que me habría gustado ver juntas a Bea Arthur y a María Antonia Iglesias.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031