Pequeñas grandes mujeres

Publicado por el Sep 2, 2008

Compartir


 


Pequeñas grandes mujeres aborígenes.


 1-María Antonia Iglesias. La reina de La noria. Una vez me la encontré en el desayuno de un hotel. Estaba allí. Sentada. Con las piernas colgando. Y sentí deseos de acercarme y decirle lo de ‘Soy tu ídola’. Y cargarla como Michael Jackson hizo con Webster. Y eso que todavía no la había visto soltándole estopa a la Durán y su lunar (¿a que estoy fina?) que me da la impresión de que ha desaparecido. En la Mirada crítica  están las dos en distintos días. Pero todavía no me he recuperado del programa del sábado y de las tetas de María Antonia Iglesias. Yo no sé qué pasó pero hubo un momento en la discusión sobre Aznar en que el escote se desbordó, tendía a salirse de la camiseta amarilla y a volcarse sobre la mesa. No digo que fuera como cuando a Libertad Leblanc se le salió una en Martes Fiesta (o Esta noche fiesta, lo de Íñigo, vamos) a la vez que pedía que le pusieran un teléfono. Pero aquello reposaba sobre la mesa de manera inquietante. Nunca pensé que fuera a escribir tetas y María Antonia Iglesias en la misma frase.


2- María Teresa Campos. Acaba de empezar, ya habrá tiempo para el comentario de texto. Me ha gustado cuando le ha dicho a Zapatero eso de ‘recojo para usted la voz del pueblo’ (sobre el ‘cachondeo’ de los 400 y los 2.500 euros). Ý también cuando lo interrumpía constantemente con datos y apuntillas y no dejaba al otro soltar el rollo de político (que lleva los deberes hechos está claro; lo bueno es que puede hablar con la misma prestancia con Zapatero o con Belén Esteban). Lo que no entiendo es que estuviera con la silla a la misma altura (a ver si hoy solucionan eso), que parecía todavía más pequeña.


 


Pequeña gran mujer extranjera.


 Nuestra querida Chenoweth (en realidad el post es por ella, para qué vamos a engañarnos). Mientras esperamos la vuelta de Pushing Daisies, aquí va una tontuna de Kristin Chenoweth. Una intervención. Digamos que una intervención es aquella encerrona que hacían los Walker a Justin en la casa familiar cuando se enteraban de que se había enganchado a las pastillacas. O sea, que lo de la Cheno es una parodia de intervención. Estoy tan enganchada al vídeo (también al Multipantalla US Open) que necesito una intervención de Kristin Chenoweth. Pero ya.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2008

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31