Paz Padilla y el mago de Oz

Publicado por el Oct 31, 2012

Compartir

 

Paz Padilla

 

Paz Padilla no es presentadora, es humorista. Otra cosa es que trabaje un par de días conduciendo (es un decir) un programa. Cuando mejor lo hace es cuando más por libre va. Cuando más ‘destroyer’ se muestra con los colaboradores de ‘Sálvame’. Cuando saca la vena adolescente y gamberra. Paz Padilla, a la que vimos por primera vez en ‘Genio y figura’ (1994) contando chistes junto al gran Chiquito de la Calzada, parece tener una extraña dificultad con las frases, al menos con las que no salen de su cabeza (pero cuando es actriz lo hace perfectamente). Forma parte de esos personajes televisivos que han hecho del error una virtud, equivocándose o exagerando histriónicamente la cara de pena cuando va a introducir alguna historia triste.

 En ‘Mondo Bulldog’, Jordi Costa recuerda la construcción del personaje televisivo de Carmen Sevilla. Asegura Costa que, al contrario que José Legrá, la Sevilla logró “sortear la trampa que acababa de tenderle el medio televisivo, trascendiendo su condición de hazmerreír y, logrando que, finalmente, el espectador se riera con ella”. El caso de Paz Padilla puede parecer distinto porque ella ya partía como humorista. Pero, dejando a un lado las veces en que cuenta chistes, cuando más graciosa está es cuando se equivoca, cuando el humor es inopinado. Su inestabilidad con las oraciones es parecida a la inestabilidad que parece tener María Teresa Campos con los taconazos que se pone en ‘¡Qué tiempo tan feliz!’. La diferencia está en que si Campos se cayera o trastabillara no tendría gracia alguna. Sin embargo, el teléfono roto de Paz Padilla sí lo tiene (digo lo de teléfono roto porque a veces está tratando de reproducir lo que le dicen por el pinganillo).

El viernes pasado fue uno de sus días cumbre. Es verdad que Yurena la ayudó tropezando dos veces en el plató y teniendo que volver a empezar. Tuvo que presentarla tres veces. Tenía Paz preparado un ‘speech’ que incluía varias expresiones y palabras. Entre ellas, “Caperucita”, “mago de Oz” o “resurgió de sus cenizas”, que metió en un vaso y agitó como si fueran dados (cada vez salió una cosa distinta, claro). Voy a coger solo lo que respecta a “mago de Oz”. En la primera presentación dijo: “Como el mago de Oz, va hacia la luz”. En la segunda, “Ella es el mago de Oz”. Y en la tercera, “El mago de Oz la ha ayudado”. Estaba tirada de la risa. Nosotros también. Menos mal que cuando María Teresa Campos presenta ‘La defensora del espectador’ con Paz Padilla lo hace sentada, porque tanta tensión por lo que pueda pasar sería inaguantable.

 

(Actualización. El miércoles, Paz Padilla leyó un alucinógeno comunicado de Yurena, que se había sentido maltratada en el programa. Entre otras cosas, aclaraba que no había presentado disco, que lo que cantó fue un “fragmento de un maxisingle”. La respuesta de Padilla, además de preguntarse qué es un “fragmento de un maxisingle”, fue: “Yo no te compré los zapatos. ¿Qué culpa tengo yo?”.)

 

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2012

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031