Parejas y sexo

Publicado por el Oct 1, 2007

Compartir


 


Viendo Cuestión de sexo una tiene la sensación de que sí, está bien, por encima de la media española, es graciosa a ratos, algunos actores son buenos… Pero ¿y qué? No sé, no tengo ningunas ganas de que pase una semana y llegue el capítulo siguiente (bueno, pero da la impresión de que la cosa puede ir a peor: la promo de Gominolas está hundiendo, para mí,  la serie antes de de su estreno). Me cae bien Willy Toledo, aunque le sigo viendo cara de gordo que ha adelgazado (lo mismo me pasa con Oprah Winfrey). Y tiene un poco aspecto de cromañón, así que sus arrebatos de celos se ven como naturales, no de la forma intelectualizada de los de Larry David, por ejemplo. Una cosa un poco lombrosiana: es un bruto porque tiene esa cara de bruto.


 


Lo que sí veo es una gran diferencia entre la trama de familia de Willy (la mejor, sin duda, pese a la niñata) y la de las otras parejas. Entre Pilar Castro y las otras chicas (ese momento en el despacho del director del instituto cuando dice a su marido e hija que salgan, que el tipo la va a acosar…). No alcanzo atisbar el interés de la pareja de Carmen Ruiz (y encima, largan al pueblo a Teresa Lozano, su madre, que era la estupenda Palmira, su abuela en Mujeres).


 


Pero, en fin, entre estas parejas y las de Escenas de matrimonio (cuatro millones y pico de personas siguiéndolas), pues vaya. Las parejas son uno de los hits de la temporada. Otra de parejas, Tell me you love me, es uno de los estrenos de este año en la HBO. Es una serie muy curiosa e inconcebible fuera de la HBO. Mucho sexo explícito (mucho más que en cualquiera, más que en Sexo en Nueva York, Big Love u otras similares), nada de música, ausencia de personajes de alrededor (ni vecinos, ni parientes, ni compañeros de trabajo, ni el que te arregla la tele), ausencia casi de color (todo es entre beis, gris y marrón). Un poco bergmaniano, un poco Interiores (que es lo mismo que decir bergmaniano pero trasladado a Estados Unidos). Una pareja de 30 años que quiere tener un hijo y no puede, una de 40 años que hace un año que no tiene relaciones sexuales (ella es Ally Walker, la prota de Profiler), y la doctora Foster (consejera matrimonial) y su marido. Todas las parejas son pacientes de la doctora Foster, que está interpretada por Jane Alexander y cuyo marido lo está por Daviy Selby (o sea, Richard Channing).


 


 Lo poco que he visto me ha gustado bastante, pese a ser pelín gafapástica (lo que de no haya música es raro de narices). Y sobre todo me gustan Jane Alexander y David Selby, ambos con el pelo blanco. Mirando al fácil y adorable Arthur (Selby) a veces pienso que es el marido de Allison Dubois de mayor y jubilado. En el fondo, de todas las que salen en la tele, la formada por Allison y Joe Dubois es mi pareja favorita (que Bridget es mi niña fetiche ya lo he dicho demasiadas veces). Y sí, viendo Médium sí deseo que pase pronto una semana. Y gracias a Dios las hormigas ya no dan por saco. Y el primer episodio fue de un tirón, sin anuncios. Pero, por favor, que alguien diga a los traductores (o a quien sea) que no se dice líbido sino libido (salió de la boca del malo Walker cuando estaba hablando con Allison).

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031