O’Malley, aparta tus ojos de mi vagina

Publicado por el sep 6, 2006

Compartir


Todavía estoy riéndome de la frase que el martes pronunció Vicente Vallés. Con la resaca del Mundobasket, tenía en La mirada crítica a Juan Antonio Corbalán y a Fernando Romay. Cuando estaba dando los titulares de lo que iba a haber en el programa suelta: “¿Quién no recuerda a Fernando Romay?”. Ay, que me da. ¿Quién no lo recuerda de qué? ¿De cuando un jovencísimo Vallés presentaba Teledeporte? Me preocupa Vicente Vallés. Debe de trabajar tanto que ni siquiera tiene tiempo para ver la tele. Cualquiera que la vea sabe que sólo Cristóbal Toro sale más en la pequeña pantalla que el pesado de Fernando Romay. En fin, pero la noticia del día era que volvía Hospital Central. Bueno, también que vuelve mañana Gran Hermano y, por ello, Mercedes Milá, con unos kilitos de más por los alrededores de la cintura (recuerda, no hay que meterse la camiseta por dentro del vaquero de cuello alto) y varios de sus polluelos más díscolos estuvieron en A tu lado. Madre mía, hasta María José Galera. Lo que me chifla es el entusiasmo de Milá, casi estoy por ir a Telecinco con mi DNI a ver si me eligen para entrar en la casa. Hoy, en su gira de promoción, se ha pasado por El programa del verano con el chaleco estampado con las esquelas de los paquetes de tabaco. Dice que cada semana se va a poner el chaleco que los espectadores quieran. Una mujer anuncio. Con que le manden una foto o una leyenda de denuncia, ella se estampará el chaleco en dos días. ¿Y por qué no elige otra prenda? Pero iba a Hospital Central, que triunfó, claro. 4.101.000 espectadores y un 27,6% de share en el capítulo de estreno. No puedo (aunque la veo siempre). Pero, demonios, teniendo enfrente Anatomía de Grey (no digo Urgencias, que eso ya sería tremendo), ¿cómo es posible que haya quien prefiera ver HC?  (atención,  es una pregunta retórica, porque intuyo la respuesta, que tiene que ver con el gusto de  la inmensa mayoría). Anatomía de Grey es muy divertida porque tiene ese toque entre Melrose Place (en lo zorrón) y Chicago Hope (en lo médico). Y esos personajes. Qué buena Chandra Wilson (“O’Malley, aparta tus ojos de mi vagina”).  En HC, Aimé se ha quedado sin familia. Vaya, como Luka. Sin comentarios. Pero lo mejor es que Telecinco, según leo en Vertele, está preparando MIR, una Anatomía de Grey a la española con Amparo Larrañaga. Que me guarden un sitio en primera fila. Lo que me encanta es cuando en HC se ponen didácticos al estilo de una telenovela latinoamericana (hay que comer frutas y verduras). Ya saben que Esther y Maca, la pareja lesbiana más sin fuste de una serie de televisión (ya que tanto copian, que miren The L word) van a tener un hijo aprovechando el verdadero embarazo de Patricia Vico. Bien, le preguntan a Esther (Fátima Baeza) qué piensan hacer con el cordón umbilical. “Pues donarlo, claro”. “¿Y por qué no lo mandáis a un banco?”.  “Mira, es una cuestión de solidaridad”. El libro gordo de HC, enseña, el libro gordo de HC entretiene… Y yo te digo contenta que no me pongan más a Freddy Mercury en la tele, que ya no puedo más.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« nov    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031