Menos mal que gana Nadal

Publicado por el Jun 11, 2007

Compartir


Arqueología televisiva. Hablando de transmisiones deportivas, decía Pedro Macía a Lorenzo Díaz en La televisión en España 1949-1995 que había sido una pena que las voces cálidas de José Félix Pons, Juan José Castillo o Juan Antonio Fernández Abajo desaparecieran. ‘¿Por qué se cambiaron esas voces por otras más opacas y anodinas? Pues no lo sé; es uno de los grandes fallos de la televisión’. Si eso lo decía todavía en los 90 ya me gustaría saber su opinión actual del tenis (donde Juan José Castillo fue de los pioneros).


 Aunque que te guste el tipo que te cuenta el tenis o no es algo demasiado subjetivo, creo que la cosa ha ido a peor. Sobre todo a más sosaina. Nada tengo contra Arseni Pérez, al que prefiero, desde luego, a Nacho Calvo (contra el que tampoco tengo nada) pero, de todas maneras, qué aburrimiento. Y el acompañamiento. Ese Alex Corretja, hombre anuncio de Lacoste (claro, que como Mats Wilander en Eurosport). Esa Arantxa, que pese a que tiene pocas cosas interesantes que decir es capaz de soltar una parrafada tamaño discurso de Castro (recuérdese el comienzo de la final femenina al hablar de Henin, a la que ella se empeña en llamar jenin, y la guapa de los calcetines negros). Por eso me gusta Antoñete en los toros de Canal +, porque no habla casi y porque cuando habla no se le entiende.


 Casi prefiero irme a Eurosport, siempre y cuando no sea en español (es que para oír a Manolo Poyán debo tener mucha presencia de ánimo). En el tenis en TVE sí que cualquier tiempo pasado fue anterior y mejor (seguro que es una impresión mía, todo subjetivo). En primer lugar coloco a Matías Prats. Incluso con Andrés Gimeno. ¿Será posible que eche de menos a Gimeno y su ‘ánimos?’. Claro, que la época de Prats, ya tomado el relevo de Castillo (con quien empezó), es la del mejor tenis. El de los Borg-McEnroe en Wimbledon (todavía lo tenía la cadena pública), el del tenis femenino de la era dorada (Evert, Navratilova, Austin, incluso algún coletazo de Billie Jean King), cuando era impensable que fuéramos a ver jugadoras españolas ahí. La época donde también era impensable que España ganara la Copa Davis. Una época en la que veíamos tenis sólo, no a españoles jugar al tenis (si acaso, a Higueras en una semifinal de Roland Garros, con aquel servicio que me ponía de los nervios). Después de Prats, llegaría gente como Orte o Raul Santidrián (ambos con Gimeno), a los que también echo de menos. No así a Emilio Sánchez Vicario.


Ahora ganan los españoles (aunque ya no las españolas), gana Nadal pero perdemos los que vemos/oimos la tele. Supongo que es nostalgia barata. Y desde luego, todo esto no quiere decir que prefiera tenis con fatatas o enterarme de qué tienen los tenistas en la cabeza. Lo mato, lo mato.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31