Los Ángeles, provincia de California

Publicado por el Apr 16, 2012

Compartir

La querencia de Buenafuente por la televisión estadounidense es evidente. Lo extraordinario sería que la tuviera por la televisión afgana.  Primero, el título. Buenas noches y Buenafuente es un homenaje al grandísimo Edward R. Murrow. “Buenas noches y buena suerte” era la frase con la que acababa sus transmisiones en la radio y en la televisión. Es verdad que alguien pensará que la ocurrencia es de Buruaga pero es como pensar que el peinado de Amy Winehouse era cosa suya y no una copia del de Ronnie Spector. En segundo lugar, la música incidental. Es tan Saturday Night Live… Y, de hecho, lo mejor del programa que el domingo estrenó Antena 3 eran los sketches: el de Arantxa y su madre, el de Lady Gaga y el de La casa de Bernarda Alba.

Lo de los tres cocineros estuvo ganso (Arzak, gansísimo) y la entrevista, o lo que fuera, con Ewan McGregor de lo más prescindible. ¿Era necesario que Buenafuente, Corbacho y Berto fueran a Londres para hacer eso? Espero que por lo menos fueran a la National Gallery para aprovechar el viaje. Buenafuente, Corbacho y Berto Romero pueden ser graciosos, pero no fue el caso. Daba mucho que pensar que a la vez, una panda de “catetorras” sin guión estuvieran provocando carcajadas (al menos a mí). Alaska y Mario, claro. Una vez llegados a Estados Unidos, han vuelto a ser lo que eran. El momento de la excursión de las Nancys Rubias, Topacio Fresh, Alaska y una amiga al monte Lee fue tronchante. Y la bajada huyendo (“warning, warning, que nos detienen”, gritaba Mario), la perfecta guinda de un disparate.

Si el nivel del reality había decaído en los últimos capítulos, el domingo remontó camino del cartel de Hollywood. Otros momentos de Mario en Los Ángeles: “¿Esto es provincia de California, no?” (“sí, comarca”, le apunta Marta). O cuando están en un restaurante esperando (las cervezas) y les ponen los consabidos vasos de agua: “Qué fijación en este país con el agua”. Además, antes de viajar, había reaparecido el peluquero que el año pasado avisó a Mario (al ver el largo de su pelo) de que iba camino del pantojismo.

Andrés Buenafuente Moreno vuelve a hacer lo de siempre (y como a la guardia civil, la gracia se le supone). Pero es una noche muy complicada. Yo lo vería pero es que prefiero el “conejo moreno” de Mario. Y luego ya, otro día, me voy a disfrutar de Marina Abramovic.

El domingo que viene, Alaska y Mario estarán con Buenafuente. Esto es como el salón de El ángel exterminador. Aunque queramos, no podemos salir.

 

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2012

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031