Lo bueno si breve (no conduzcas)

Publicado por el Jun 6, 2007

Compartir


Si tuviera que elegir entre ver a Adolfo Suárez en el especial de Antena 3 o en Hormigas blancas, me quedo con éste (mucho más entretenido, por favor; y ahora la hemeroteca no tira del Diez minutos sino de El País, El Alcázar, ABC y así). La actualidad aprieta pero no ahoga. En realidad, lo que me interesa es Studio 60. Que no, que no voy a ponerme a descubrir a estas alturas rascaciélicas la serie de Aaron Sorkin. Don’t worry. Por supuesto, me parece fantástica y la  he incluido en mi club de series de temporada única (lo bueno si breve), donde tengo, por ejemplo, El prisionero, El detective cantante, Wonderfall, Jack & Bobby o incluso Seis grados. Studio 60 va de cabeza, claro.


 Por cierto, hablando de Jack & Bobby, Christine Lahti, que es la mujer del productor Thomas Schlamme,  se incorpora a partir del cuarto episodio como periodista del Vanity Fair (anda, se me olvidó como madre tremebunda y ella lo era como la del futuro presidente de EE. UU). Sigo. En el quinto episodio, el que mañana emite Canal Plus (para los románticos, entre los que me incluyo, que todavía ven series cuando las ponen en la tele), salen Lauren Grahan y Ed Asner. ¿No quieres metatelevisión? Pues toma.


 Pero de quien quiero hablar es de Sarah Paulson, mi actual chica favorita (después de Sally Field). Primero, me gusta eso de que que Sarah y Amanda Peet coincidan en una producción después de Jack y Jill (de donde también salió Jaime Pressly). Segundo, Sarah Paulson como actriz me tiene subyugada. Me parece un pasote, por utilizar una famosa palabra de Bree Van de Kamp (aunque sea una tontería y no una verdadera muestra de su calidad interpretativa, nada más hay que verla imitando a Holly Hunter o a Juliette Lewis). Tercero, su personaje de Harriet en Studio 60 es extraordinario. Un personaje (actriz y cantante, cristiana devota de mente abierta) que se dice inspirado en la ex novia de Aaron Sorkin, o sea, en Kristin Chenoweth, la Annabeth Schott de El ala oeste. Es el de Harriet un personaje lleno de matices y cuyas líneas de diálogo dan qué pensar. Por ejemplo, en el cuarto capítulo cuando dice que por qué se van a reír de unos pueblerinos que no quieren representar Grease en el instituto porque Rizzo es un poco zorrón. Unos pueblerinos que hacen pan, que sólo quieren educar a sus hijos y, además, ganan 18.000 dólares al año, lo que ella iba a ganar esa noche por su actuación en el programa. Propongo a Sarah Paulson y a Harriet como empleada del mes (a la Sally Field de Cinco hermanos la he hecho fija).

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031