Las creepy sitcoms

Publicado por el May 2, 2007

Compartir


La segunda temporada de La familia Addams estará en junio en DVD (en España, quiero decir). Pero lo más importante es que ya está en las tiendas la primera de Los Monster. Yo ésta me la compré hace tiempo en Amazon pero (pese a que tiene subtítulos en español) pienso hacerme con la serie aquí. Evidentemente por Valeriano Andrés, por la extraordinaria y significativa voz de Herman Munster en España. Como Urgencias (19 de septiembre del 94, NBC) y Chicago Hope (18 de septiembre del 94, CBS), The Addams Family (18 sep. 64, ABC) y The Munsters (24 sept. 64, CBS) se estrenaron en Estados Unidos con días de diferencia. Las creepy sitcoms incluso tuvieron una vida paralela. Ambas aguantaron dos temporadas (creo que los Addams cayeron antes).


No tengo duda de que me gustan más Los Monster, aunque Los Addams sean más sofisticados, su humor, más negro e inteligente (sea esto lo que sea) y su punto de vista sobre la familia americana mucho más ácido antes de Matrimonio con hijos, Infelices para siempre o Malcolm in the Middle. Sin olvidar que su presupuesto era menor y los efectos especiales, casi artesanales (frente al despliegue que la Universal había echado en The Munsters, tanto en efectos como en maquillaje; Fred Gwynne aguantaba en maquillaje tanto como Wentworth Miller para que le pinten el plano). Si siguiera el código gafapasta tendría que inclinarme por los Addams, a los que por supuesto adoro, aunque menos.


 Hombre, es que es difícil que el chasquido de la melodía de Vic Mizzy no te ponga una sonrisa de oreja a oreja. O que ver a Jackie Coogan tan mayor no te haga gracia (igual que ver en Babylon 5 a Bill Mumy, Lennier, el ayudante mimbari de Mila Furlan, que era el niño de Perdidos en el espacio). O que la Morticia de Carolyn Jones (casada con Aaron Spelling) no te subyugue. Yo veía la telenovela Capitolio, muchos años después, sólo por ella, que era la mala, y por Constante Towers. Pero Los Monster son otra cosa, aunque sus problemas fueran los mismos que se habían visto en I love Lucy. Eso sí, más avanzados ya que Herman y Lily, como recordaba Antonio Blanco en Televisión de culto, “fueron el primer matrimonio televisivo que apareció durmiendo y compartiendo confidencias de alcoba en la misma cama”. Podían ser inmigrantes (Lily y el abuelo venían de Transilvania; Herman, de Alemania) pero tenían perfectamente asumido el american way of life. Y ahí estaba lo bueno. A la vez, claro, viajaban en coche fúnebre, comían rollo de hiena con salsa de buitre, Eddie se iba de campamento a Transilvania y sentían pena por lo poco agraciada que era Marilyn, la sobrina interpretada por Beverly Owen y Pat Priest. Y está la encantadora Ivone de Carlo, aunque a ella no le gustaba que la recordaran por The Munsters.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031