La virgen de la cueva

Publicado por el Apr 8, 2008

Compartir


Plan América. Planazo. El de los médicos llegados a las selvas ¿colombianas? (al menos el acento de los que no son españoles es colombiano). Introducción. En el grupito de los jóvenes (como Anatomía de Grey el primer día pero casi sin bisturíes) llega una médico joven (la vasca) vestida con una camiseta del Che y un pañuelo palestino (también con iPod). Échate mano. Bueno, casi se la echan por el estilismo. Luego le molesta muchísimo el diminuto escapulario (las “estampitas”, le llama) que la encantadora y paciente monja cuelga en la litera donde duermen. Quiere un “espacio neutro”. Un espacio neutro, sí,  pero con una tonta de tamaño de un camión dentro. Aparte de este personaje superespecializado en el estereotipo, Plan América es una serie que si no hubiera otra cosa que ver, que leer o que rascarse merecería un vistazo.


Pero que el aspecto y la producción sean buenos no es suficiente. Los pazos de Ulloa también tenía buena pinta y era un coñazo. Luego hay que añadir lo a mano que está CSI. Y hasta La familia Mata (es como si hubiera empezado la temporada de Notro Televisión porque de esta productora son los Mata, Plan América y Cuestión de sexo). En la audiencia se nota lo que hay enfrente.  La serie, rodada en un platanal tinerfeño, anda entre Mash o Playas de China (más bien ésta por la malafollá y la tristeza de algunos de sus personajes), Historia de una monja,  cualquier serie de médicos jóvenes (pongamos MIR antes que Grey). McGyver (el hidrógeno para conservar el muerto, las cordoneras para suturar…) y Everwood (sólo por el médico de Pepe Sancho, que abandona su exitosa carrera de cirujano de ciudad para  irse al quinto pino). Aunque también podría decir que su personaje está cerca de El Chepa de Juzgado de guardia. No sé por qué pero me ha recordado mucho al doctor Cottle, el médico de Battlestar Galactica (Donnelly Rhodes, el Dutch Leitner de Enredo). Creo que por las canas. Plan América es una serie canosa.


La misma noche volvió La familia Mata. El ritmo que le falta a Plan America (aunque tampoco es necesario) le sobra a la loquera de La familia Mata. Siempre me da la impresión de que en su escritura hay mucho talento pero que no se luce del todo (y el hecho de tener que añadir el pegote de Pepe Ruiz y Marisa Porcel y de hacerles diálogos como los de Matrimoniadas no debe de ayudarles mucho). En los Mata también me parece que hay una gran diferencia entre Chiqui Fernández y Antonio Dechent (grandes) con la gente joven. Con Daniel Guzmán o con Elena Ballesteros, por supuesto. Menos con Iván Massagué (‘a ver si va a ser lupus, abuelito’). Y ahora también con Esther Arroyo (huy, Ballesteros y Arroyo, como en Periodistas, sólo que ahora resulta que son de la misma edad).


  En fin, nada demasiado nuevo. Lo mejor de la noche estuvo en Al pie de la letra. Una de las canciones fue Que llueva, que llueva, la virgen de la cueva. Con un par de docenas. Se la sabían, claro. Tampoco estuvo mal José Coronado promocionando su película sobre los amenazados en el País Vasco en El hormiguero. Una idea extraordinaria.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2008

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031