La tribu de los Brady-raritos

Publicado por el Jan 13, 2010

Compartir

 

 


El planteamiento de Los protegidos tenía como referentes reconocidos por sus responsables Los increíbles y Héroes. Pero, almas de cántaro, ¿era necesario el cómic? (me refieron a ese plano que de pronto se hace tebeo, como en la serie de Tim Kring).


En el reparto de gente extraordinaria hay un niño con telequinesia; una niña que lee la mente; otra (desaparecida) que veía el futuro; una adolescente que da la corriente; un joven, que parece mi padre, que se hace invisible (pero de verdad, no como Burt en Enredo) y un añadido que adopta el cuerpo de otros (de un muerto en el primer episodio).


 Luego están los adultos, que carecen de poderes. Antonio Garrido es padre del telequinésico y Angie Cepeda, de la vidente desaparecida (Luz María no tiene poderes pero parece que dinero sí, aunque eso no quede muy claro). Y, como caseros de la vivienda a la que todos se van como si fueran La tribu de los Brady-raritos, Gracia Olayo y Oscar Ladoire. Éstos son como Los Roper. Bueno, ella a veces parece Mildred Roper y a veces la señora Armonía de Alf.  Cerca de la urbanización también hay un bosque para que la niña que lee la mente se adentre y aquello recuerde, y mucho, a una escena de El internado. Creo que se me han gastado los parecidos. Ah, no, cuando la que da la corriente enciende el árbol y ponen esa música de qué guay es la humanidad el conjunto es de anuncio navideño.


Por un lado, es una comedia. Y entonces te preguntas que por qué no han hecho una sitcom (ah, porque estamos en España). Por otro lado, hay misterio, como de Hay alguien ahí y El internado. Razón por la que tiene que ser larga hasta aburrirse. Es que todo resultaba un poco lento. Inciso. En FDF han empezado a poner Urgencias. La pinta de Julianna Margulies (con lo guapa que está ahora en The good wife) es espantosa. Yo creo que se quiso suicidar por esas cejas y ese pelo frito, no por Clooney, que también tenía una pinta como para echar a correr. Pero a lo que iba. Pese al espanto en el estilismo del primer episodio, hay una cosa que asoma desde el minuto uno y es la velocidad, el movimiento, lo trepidante de la narración, todo eso que desde luego Los protegidos no tiene. Que tampoco será necesario, vaya, es que daba la impresión de que sobraban escenas o de que algunas deberían haber sido más cortas.


Pero la serie es bastante resultona. Aunque los malos sean como de tebeo, aunque salga Antonio Garrido y aunque el aspecto físico sea el de una telenovela de posibles (o el de una serie británica de ciencia ficción de los 80 con mejoras técnicas). Pero los niños son estupendos (el telequinésico y, sobre todo, la que lee la mente, que se llama Priscilla Delgado). Y Gracia Olayo también, claro.



 

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2010

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031