La rubia de Tasmania y otros especímenes

Publicado por el mar 16, 2009

Compartir


 


No sé cómo se las arregla pero cada vez que va a La Noria a Violeta Santander le ponen enfrente a alguien que todavía nos cae peor que ella. Es un mecanismo  fascinante. Que no está Pilar Rahola, pues ponemos a Cristina Tárrega, cuya primera intervención inquisitorial, a grito pelado, y sin calentamiento previo, ya la retrató como la rubia de Tasmania que es. Violeta estaba como siempre, donde siempre. Enfrente, Jorge Javier Vázquez. María José Varela (la abogada), otro señor y la Tárrega. En el segundo círculo del infierno, Terelu, Peñafiel (y sus lapidamientos), Durán, Iglesias, Sopena y Jimmy Giménez-Arnau.


Jorge Javier Vázquez, que era, junto a Varela, la única persona sensata de la noche, dijo a Violeta que tenía un problema de comunicación. Y es verdad. La masa y los profetas de la masa (Tárrega iba de eso) con su pensamiento único (si se le puede llamar pensamiento) no cambian el discurso porque Violeta se lo pone a huevo con su soberbia (hasta se levantó a por Jimmy). El problema de Jorge Javier Vázquez no es de comunicación (se sobra), es de imagen y de prejuicios. Es Jorge Javier, el del Tomate, y bastante tiene con eso para hacerse entender. Da igual que su discurso sea impecable. Da igual que, cargado de razón, recrimine al público-masa o riña a la exaltada Tárrega y su “todos” pensamos, “todos” creemos.


 Alabo esa valentía del final cuando se volvió al tipo del público que le había gritado que defendía las agresiones a las mujeres. Pero creo que es inútil. No hay que engafapastarse con Pierre Bordieu para saber lo imposible y vacío que es el debate en un programa televisión. Mucho menos en La Noria y similares. Tuvo narices Jimmy Giménez-Arnau (junto a Sopena) haciendo las cuentas de El Corte Inglés. Calcularon que con sus apariciones en televisión, Violeta había ganado lo que ganaría en 20 años trabajando en El Corte Inglés. Qué desfachatez. ¿Y ellos se han hecho las cuentas? ¿Por qué creen que tienen más derecho a hacer el indio en televisión que Violeta? (ella arrastra el odio africano general, lo que todavía tiene más mérito). En fin, lo dejo, que me enrito, que diría Lola Dueñas en Volver. Y antes de cambiar de tema, dejo también mi artículo del sábado sobre la entrevista a Neira en Antena 3.


Lo de Berto (“ya soy presentador de televisión; colaborador, no, presentador”). Primer fallo (ajeno al programa, desde luego): tras la presentación se van a publicidad, justo cuando empezaba Aída en el canal de al lado. Al grano. Las risas del público sonaban a lata pero algunas cosas tuvieron gracia. De los castings, el de Cuatro fue memorable (con los directivos superenrollados). De los programas peligrosos que había hecho antes, los apuñalamientos y los nombres (“España en el recto” o “Están pastando”; aquí es él quien apuñala a Paulina Rubio). De la historia de las fallas, la antorcha humana haciendo salchichas en el sobaco. Lo demás, no sé, con bastantes altibajos. Lo normal, por otro lado, en un estreno. Un espacio simpático pero quizá demasiado parecido a Buenafuente (los monólogos, los chistes sobre los 80, el que la década actual no tenga nombre). Con una canción final muy La Cubana, de las que dan las gracias por haber visto el programa (alrededor, Volver, Aída, Doctor Mateo, el principio de Anatomía de Grey con Sloan partiéndose…). No tengo muy claro que a esa hora y ese día quiera ver a Berto.  Bueno, sí lo tengo claro. Sobre todo si vuelve a salir en calzoncillos.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031