La fea televisión y el trozo de tocino

Publicado por el sep 5, 2006

Compartir

 



Igual que Mary McCarthy hablaba de la fealdad de la decoración norteamericana, las diversiones norteamericanas o la literatura norteamericana en Norteamérica la hermosa. Igual que Miguel Espinosa hablaba de La fea burguesía. Igual. La televisión española es fea, fea, fea. Quizá el decorado de Sábado Dolce Vita (DV) sea una metáfora (espantosa, por supuesto) de todo el horror suministrado a los espectadores a diario. ¿Pero a quién se le ha ocurrido poner a la vista semejante combinación de colores, semejantes estampados? Eso sin contar con colocar delante a Gema Ruiz, que debe de ser la excepción a la verdad de que las cordobesas son las españolas más guapas. Son feos los zapatos de Kiko Matamoros en DV, es feo su traje blanco de anoche en TNT, son feas las personas (y aquí me voy a cortar), son feos los temas que tratan, es feo lo que dicen. No son más que tópicos, y ni siquiera en el sentido de lo que Pierre Bordieu escribió en Sobre la televisión. Quiero decir que en este negociado no se puede hablar de fast thinkers (sobre todo de thinkers). Antes de que abran la boca ya sabes qué van a soltar, lo que no siempre sabes son los decibelios que alcanzarán. Creo que anoche en TNT Enrique del Pozo batió algún record cuando gritó a Kiko Matamoros (y a todos nosotros) que Carmina Ordóñez había negado durante seis meses que Neyra le hubiera pegado. Bueno, tengo que rectificar. Lo cierto es que ni en mil intentos habría podido adivinar qué iba a decir Sergio Alis en TNT (un señor, que, por cierto, va peinado igual que Enrique del Pozo). Memorable momento ese en  que cuenta lo que Lely Céspedes se encontró al llegar a su casa. Vio a la familia de Neyra sacando enseres. La televisión, pañales, un cochecito de bebé, una garrafa de aceite, comida congelada ¡Y UN TROZO DE TOCINO! (ahora grito yo más que Enrique del Pozo). ¿Qué significa este momento?, que rotularían en el finado Salsa Rosa? Creo que cuando en un  programa se nombra un trozo de tocino es que ya hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria (que diría Groucho).  En cualquier caso, llevamos tres días inenarrables, de esos que pasmarían a un Gurb que llegara a España a ver la tele. O mejor, a los protas de Cosas de marcianos que el viernes se hubieran tragado ¿Dónde estás corazón? (DEC), el sábado, Dolce Vita, y anoche, TNT. Supongo que la primera pregunta que se harían es ¿Quién demonios es Ernesto Neyra? Habría que contestarle que un bailarín sin cuello cuyo movimiento de manos es superior al de piernas (o quizá no). Por contestar algo, claro. La segunda pregunta sería que quién es esa gente que grita. Luego criticamos (o alabamos) los casting de Gran Hermano, haciendo hincapié en qué clase de chiflados han metido en la casa. Legionarias con varios tornillos sueltos, macarras, imbéciles… Pero, vamos a ver, no hay más que echar un vistazo a los participantes fijos de este tipo de espacios (los nombrados y los no nombrados, tipo A tu lado o El programa del verano) para ver que el casting de tertulianos (probablemente una selección natural) nada tiene que envidiar al de Gran Hermano. Muchos parecen la Tara de Buffy cuando Glory le chupa la mente en la quinta temporada. Sólo que en lugar de quedarse apagados/as les da por gritar como a Bea, la legionaria. Gran Hermano nunca superará este grupo (que nada tiene que ver con el de Mary McCarthy, educado en Vassar).


Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« nov    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031